merceroura

la rebelión de las palabras

Infinitud

4 comentarios


Nos va a salvar la vida hacer eso que llaman algunos perder el tiempo.

Perdernos un rato en lo pequeño, en lo mínimo, en lo absurdo.

Ver la esencia sin esperar que produzca nada, que sirva para nada más que para verla y reconocerla, sentirla… Mirar al suelo y ver nuestros pies que avanzan aunque no sepan a dónde van pero sí lo que buscan.

Quedarnos en un momento del camino respirando un aire distinto y notando todos y cada uno de los cambios de aroma y temperatura.

Notar la soledad inmensa de quien no quiere ser encontrado porque se necesita a él mismo… Del que no quiere ser amado a cualquier precio… Del que no necesita que le digan quién es porque lo está descubriendo.

Nos va a salvar la vida reírnos sin saber de qué. Desde el respeto más profundo y la necesidad más visceral de soltar la angustia y el miedo acumulados en la garganta.

Llorar lo necesario para comprender nuestra tristeza.

Abrazar nuestra rabia más rotunda para amar a la bestia y poder dejar de esconderla.

Decir en voz alta lo que callamos porque no podemos más y ya no nos importa lo que de verdad no importa.

Sentir lo imprevisto. Mirarnos de forma desacostrumbrada.

Dejar la rigidez y la compostura y sentarnos en la arena a mirar el mar, aunque no haya mar.

Notar que estamos, aunque todavía no estemos porque la mente nos tiene pendientes de qué pasará mañana, como si pensándolo mil veces y preocupándonos pudiéramos hacer algo por cambiarlo más que llegar a ese momento agotados y rotos por dentro.

Notar la vida que fluye aunque no fluyamos. Notarnos las manos y las sienes. Besar y ser besados.

Perdonarnos una y otra vez por todo.

Ser conscientes de que no sabemos nada. Nada. Y en esa nada gigante y descomunal hay mucha paz.

Nos va salvar la vida perderlo todo para que nos demos cuenta de que no teníamos nada. Que éramos náufragos intentando impedir la deriva de un barco del que nunca llevamos el timón… Que en realidad no éramos dueños de nada sino esclavos de la ilusión por acumular, por asegurarnos un invierno a amable a cambio de perdernos la primavera y el verano… Anclados a un miedo insoportable por dejar de ser lo que nunca quisimos ser.

Decidir que no decidimos nada y dejamos que la vida nos muestre el camino a ver qué pasa.

Decidir que no vamos a medirnos ni desentaular más para gustar a un mundo que no se gusta a sí mismo y finge que evoluciona cuando en realidad se mueve en círculo.

Eso, eso que tanto nos asusta que suceda nos salvará la vida porque acabará demostrándonos que somos algo más que el dinero que tenemos en el banco, la tierra que pisamos, la ropa que nos ponemos, el trabajo que hacemos, el miedo del que cada día intentamos huir.

Somos lo que amamos. Lo que sentimos. Lo que decidimos dejar de pensar. Lo que nos queda cuando llega la marea y lo arrastra todo. Menos eso, eso que no se puede llevar…

Eso que es inmenso y perdurable… Esa eterna llamada a verlo todo de otra manera que siempre busca el amor. Eso que hay en nosotros y que en realidad es infinito.

Lo que no se acaba aunque no estemos. Lo que no termina cuando cerramos los ojos. Lo que no se puede definir con palabras. Lo que era antes de que fuéramos. Lo que es siempre y siempre será.

Puedes escuchar este post aquí ▶ Infinitud

Gracias por leerme… Escribo sobre lo que siento o he sentido y el camino que he hecho hasta llegar aquí (aunque todavía estoy a medio camino de algún lugar). En este camino he aprendido poco a poco a aceptarme y amarme (aún me falta mucho, soy consciente).

Si quieres saber más de autoestima, te invito a leer mi libro “Manual de autoestima para mujeres guerreras”.

En él cuento como usar toda tu fuerza para salir adelante y amarte como mereces y dar un cambio a tu vida… Ese cambio con el que sueñas hace tiempo y no llega.

Disponible aquí 

amazon llibre merce amazon

Si quieres saber más de mí, te invito a entrar en mi web y conocer lo que hago. Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar todo su potencial a través del coaching, el mentoring y la Inteligencia Emocional. 

www.merceroura.es 

Autor: merce roura

Amo la imprudencia de mis palabras...

4 pensamientos en “Infinitud

  1. Pingback: 💫 Infinitud💞 por Mercè Roura – Magyar Kepek

  2. Fantástico Mercè, como siempre, tus palabras llegan, calan, se sienten … Una maravilla leerte. Abrazos desde el alma.

    Me gusta

  3. Pingback: Infinitud - INICIO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s