merceroura

la rebelión de las palabras


Deja un comentario

Ese miedo insoportable a ser felices


Muchas personas ya no leen, ni escuchan, ni se comprometen con nada ni con nadie, ni saben a dónde van… Simplemente caminan sin sentir, sin notar, sin saber. Devoran vida un día tras otro esperando que algo en el camino las salve de esa angustia que sienten por no poder agarrarse a nada y sentirse tan inseguras con todo… Van transitando y a la espera que alguien o algo las salve y las ancle a un pedazo de tierra donde la incertidumbre no las alcance y el miedo se quede en la puerta.

El problema de dejar al miedo en la puerta es que siempre está ahí, acechando. No sentirlo y atenderlo no nos calma, nos lleva a vivir pendientes de él, de su presencia, de su llegada, de saber que nos lo vamos a encontrar si nos movemos más allá del perímetro habitual.

Muchas personas ya no se dan cuenta de lo que implica lo que les pasa porque viven anestesiadas consumiendo imágenes y sombras para evitar ver su sombra. Que no miran donde pisan porque si lo que pisan les asusta. Que no se conectan a ellas mismas porque saben que cuando lo hagan llegarán las preguntas, los pensamientos y los silencios dolorosos en los que esas preguntas impertinentes y esos pensamientos en bucle les van a obligar a sentir. Y les pedirán que abran la puerta y dejen entrar al miedo…

Lo que pasa es que le tienen tanto miedo al miedo que no saben que si le dejan pasar les va a salvar la vida.

Porque cuando el miedo te atraviesa deja de preocuparte.

Porque cuando vives tu miedo dejas de estar pendiente de él.

Porque el miedo vivido y reconocido te cura las heridas y las cicatriza.

Mucha gente ya no para un momento, ni escucha, ni siente, ni calla porque si lo hace y llega con el silencio es tan potente que les cambia la vida… Porque en realidad nos asusta más que la felicidad que la desdicha. Porque, aunque sabemos que tras el estruendo salvaje de sentir lo que nos asusta llegará la paz, el zarandeo necesario para que suceda nos aterroriza todavía más.

Admitánoslo. No es el miedo lo que nos paraliza. Es el miedo al miedo. El miedo a secas es un bálsamo amable y asequible para un corazón que busca calma. Una lluvia bendita que viene a limpiar el polvo acumulado y a arrancar el barro y la mugre pegados al asfalto. Una manta cálida y suave después del día más frío del invierno más intenso vivido a la intemperie…

Lo que nos da miedo es no tener miedo y perder la coartada para no ser nosotros mismos y tener que dejar de protegernos y vivir a medias. Perder la excusa para hacer lo que sentimos que debemos hacer en nuestra vida, quedarnos sin lugares donde escondernos de la vida por si nos pide que movamos ficha y seamos valientes.

Nos provoca terror quedar atrapados en la rutina como salir de ella.

Lo que nos da miedo de verdad es que todo esté bien y no haya excusas para no hacer lo que deseamos y dejar de hacer lo que ya no nos llena por dentro…

Lo que realmente nos asusta es ser felices porque no nos sentimos dignos. Por eso preferimos una amargura controlada y asequible. Una angustia encapsulada de lunes a viernes y un cansancio derivado de ella el fin de semana que nos recuerde que no lo tenemos todo, por si la vida se enfada y nos quita lo que tenemos como castigo por habernos creído merecer lo mejor.

Lo que realmente no atrapa en una vida que no nos llena ni ilusiona es ese miedo insoportable a ser felices…

GRACIAS por leerme.

¿Quieres aprender a amarte?

¿Quieres dar un giro a tu vida?

Primero te invito a leer mi libro  “Manual de autoestima para mujeres guerreras”.

En él cuento como usar toda tu fuerza para salir adelante y amarte como mereces y dar un cambio a tu vida… Ese cambio con el que sueñas hace tiempo y no llega.

Disponible aquí 

amazon llibre merce amazon

Y a entrar en mi web y ponerte en contacto conmigo para hacer un plan y transformar tu vida en todos los aspectos. ¿Te apuntas?

www.merceroura.es 


2 comentarios

Y tú ¿Eres una prioridad en tu vida?


¡Qué maravilla cuando estás tan harto que eres capaz de salir de ti mismo y ver las cosas de otro modo!

Cuando te cansas de qué dirán y te fijas en lo que tú quieres decir.

Cuando dejas de pensar qué piensan y piensas tú, pero saliendo del bucle.

Cuando caminas sin mirar atrás ni te desesperas por lo que encontrarás más adelante. Cuando tienes miedo igual que antes pero el miedo ya no te tiene a ti.

¡Qué grande esa sensación de estar en ti y sentirte bien!

Conocer tus fallos pero abrazarte a pesar de ellos. Conocer tus fortalezas y descubrir cómo usarlas para servir a otros sin olvidarte de ti mismo.

Saber qué sientes y permitirte escuchar lo que necesitas de una vez por todas sin esperar a que otros te lo pregunten y te den.

¡Qué paz cuando no necesitas demostrar nada y vives siendo tú sin pedir permiso!

Cuando no te pasas la vida haciendo cosas para que otros te vean y las haces porque crees en ellas y crees en ti. Porque quieres compartir lo que eres para aportar y disfrutar con ello y no necesitando que con ese gesto nadie te valide ni valore.

Aunque eso solo pasa cuando te permites pasear un rato con tus miedos y dejar salir a esos monstruos que hay en tu mente. Cuando rescatas tus fantasmas y les miras a la cara y descubres que estabas asustado por algo que no existía…

Cuando te paras y entretienes a respirar y descubrirte.

Cuando apuestas por ti y cambias tu forma de pensar y mirar al mundo y, sobre todo, mirarte a ti.

Cuando decides que vas a tratarte bien hasta las últimas consecuencias aunque eso implique soltar cosas que te va a doler mucho soltar.

Cuando dejas de ponerte el último de la fila y empiezas a ser una prioridad en tu vida.

Justo en ese momento, te das cuenta de que has dado mil pasos intentando huir de aquello que iba a liberarte. Entonces, descubres que mientras no visites tu mayor temor y mires dentro de ti, cada paso que das pensando que es hacia lo que sueñas es en realidad una zancada para evitar lo que te asusta… Y al final, la vida siempre te pone delante de tu miedo para que puedas reírte él y superarlo.

GRACIAS por leerme.

¿Quieres aprender a amarte?

¿Quieres dar un giro a tu vida?

Primero te invito a leer mi libro  “Manual de autoestima para mujeres guerreras”.

En él cuento como usar toda tu fuerza para salir adelante y amarte como mereces y dar un cambio a tu vida… Ese cambio con el que sueñas hace tiempo y no llega.

Disponible aquí 

amazon llibre merce amazon

Y a entrar en mi web y ponerte en contacto conmigo para hacer un plan y transformar tu vida en todos los aspectos. ¿Te apuntas?

www.merceroura.es 


Deja un comentario

Hacer las maletas de tu vida


Una mañana te levantas y dices basta.

No puedes más. No puedes menos. Simplemente no puedes. Ya no quieres ser un sucedáneo de ti.

Haces las maletas de tu vida y cambias de rumbo.

No sabes tal vez hacia dónde vas pero sí donde no quieres quedarte.

Pasa de repente, como un impulso, pero sabes que llevas meses pensándolo, años tal vez.

Ese día, sin embargo, te decides.

Lo haces porque ya no aguantas y no quieres aguantar.

Porque necesitas vaciar tu vida de fantasmas y hacer salir a los monstruos de debajo de la cama a empujones.

Sacar la basura que llevas almacenada y todo lo que te estorba en este viaje porque pesa demasiado para ir arrastrándolo por más tiempo.

Decidir qué llevas en tu maleta y qué dejas atrás.

Qué te hace sentir bien y qué no. Qué te hace daño y qué te hace cosquillas.

Desprenderte de complejos y miedos inventados y, mientras tanto, permitirte sentirlos, pasear con ellos y reírte un rato de lo absurdos que son.

Tomarte ese café pendiente contigo mismo y decir adiós a ese modelo de vida que te rompe la vida y te aleja de todo lo que deseas.

Dejar de ser aguantavelas en tu vida y tomar decisiones.

Soltar lo que te sobra para que lo que necesitas de verdad tenga espacio en nuestra vida.

Porque necesitas parar y verlo todo desde otro lugar, otro punto de vista. Tomar distancia de ti mismo. Observarte y reconocer tus heridas para curarlas.

Dicen que es el tiempo el que lo cura todo, pero en realidad es la consciencia de los errores, el perdón a uno mismo, el atreverse a dar el paso y cambiar tu forma de pensar y tus creencias. El tiempo no te cura, te curas tú cuando decides tratarte como mereces ser tratado y pones límites al desamor y al miedo, cuando te reconoces y te amas.

Lo que nos cambia es soltar y dejar de compararnos y medirnos siempre para empezar a vernos como realmente somos y confiar.

Una mañana te levantas y haces las maletas y te largas de tu vida rota, gastada y vieja para viajar a una vida incierta, pero apasionadamente nueva. Una vida en la que todo está por hacer y puedes permitirte ser tú de verdad.

Gracias por leerme… Escribo sobre lo que siento o he sentido y el camino que he hecho hasta llegar aquí (aunque todavía estoy a medio camino de algún lugar). En este camino he aprendido poco a poco a aceptarme y amarme (aún me falta mucho, soy consciente).

Si quieres saber más de autoestima, te invito a leer mi libro “Manual de autoestima para mujeres guerreras”.

En él cuento como usar toda tu fuerza para salir adelante y amarte como mereces y dar un cambio a tu vida… Ese cambio con el que sueñas hace tiempo y no llega.

Disponible aquí 

amazon llibre merce amazon

Si quieres saber más de mí, te invito a entrar en mi web y conocer lo que hago. Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar todo su potencial a través del coaching, el mentoring y la Inteligencia Emocional. 

www.merceroura.es