merceroura

la rebelión de las palabras

Excusas para no atreverse a ser feliz

33 comentarios


felicidad

No te atreves a ser feliz porque tienes miedo de descubrir que esa felicidad depende de ti. Que hasta ahora no lo has sido porque, en el fondo, no querías asumir esa gran responsabilidad.

Porque ser feliz requiere un esfuerzo para mantener una actitud positiva para encontrar todo lo bueno de cada momento y experiencia, porque te gusta estar como estás y tener algo de lo que quejarte… Porque siempre has vivido sumido en el lamento y es tu forma de existir. Porque aunque no eres feliz, estás cómodo así, en este limbo vital y eres demasiado perezoso como para aguantar la disciplina que supone estar predispuesto a seguir batallando siempre… Hasta conseguirlo, hasta caer y volver a levantarte… Porque eso requiere un control de tus emociones y pensamientos, un aprendizaje que te cansa sólo con imaginarlo. No te atreves a ser feliz porque te da pereza.

No te atreves a intentarlo porque la verdad es que tu postura actual te compensa. Porque en realidad, ya eres lo suficientemente feliz como para no arriesgarte.

A veces, no te atreves a ser feliz porque ya tienes una agenda muy apretada y las sorpresas desbordan tus esquemas. Llevas mil años asfixiado por una rutina que no te permite soltarte y ya no recuerdas que era respirar, como si al quitarte las cadenas tuvieras que permanecer amarrado a ellas porque no sabes usar tu libertad. Porque en tu semana no hay hueco para la fantasía y valoras la seguridad  por encima de todo. Te has montado un esquema de vida que no vas a cambiar ni deseas dejar margen para la improvisación. Estás esperando a encontrar el lugar apropiado, el momento apropiado, el compañero o compañera apropiado… Incluso esperas a estar de buen humor.

No te atreves a ser feliz por si dura poco y te acostumbras a serlo y luego no puedes pasar sin esa sensación. Estás convencido de que la felicidad es adictiva, que engancha. Y no quieres depender de nada ni de nadie, ni siquiera de ti mismo.

Porque consideras que la felicidad nunca se eterniza.  No confías en tu capacidad para sobrellevar las situaciones adversas y sabes que algo se torcerá, siempre se tuerce. Prefieres no ilusionarte y luego caer en un pozo sin fondo y no ser capaz de levantarte. Prefieres monotonía a emoción, rutina a aventura,  porque no te fías de tus posibilidades de superación, ni de tu madurez, de tu ingenio. Porque ser feliz es esa paz de saber que pase lo que pase serás capaz de sobrellevarlo y tú prefieres siempre buscar culpables.

Ser feliz te da pánico. Amar te da pánico, por si pierdes ese amor y luego te pierdes a mí mismo recordándolo y entrando en un bucle sin principio ni fin. Por si luego no lo superas, por si no vuelves a encontrarte las fuerzas mientras estás ahogado en tus lágrimas. Por si no vuelves  a sentir nunca más… Prefieres la mediocridad de tus días insulsos a tocar la felicidad con las manos y ver que se escurre entre ellas. No podrías soportar la pérdida, por tanto, prefieres no probar la dicha…

No te atreves a ser feliz porque has aprendido a soñar pequeño y controlado, a poner límites a tus ilusiones y contener las ganas. Porque no quieres dejarte llevar por la pasión y prefieres vivir en una jaula a la inquietud de agitar las alas sin saber a dónde te llevará el vuelo cada día. Volar da vértigo, ilusionarte casi te provoca terror.

A veces, no te atreves a ser feliz por si en plena celebración de  tu nuevo estado de dicha, cae sobre ti una maldición ante tanta ostentación de alegría. Porque crees que no se puede tener todo y en algún lugar hay un duendecillo cruel que siempre compensa la balanza cuando recibes algo bueno y te arranca algo a cambio.

No te atreves a ser feliz porque no sabes qué te hace feliz y casi prefieres no planteártelo, por si no lo consigues nunca, por si es algo demasiado grande o, tal vez, demasiado básico y acabas avergonzándote.

No te atreves a ser feliz porque consideras que no ha llegado el momento oportuno ni adecuado. Porque crees que la felicidad es sólo la meta y no disfrutas del camino porque siempre andas pensando en el momento siguiente. Porque un día todo será maravilloso y perfecto y entonces te sentirás con fuerzas para afrontarlo y sentirte  bien contigo mismo. Aunque ese día nunca llega, nunca. Lo sabes porque hace diez años pensaba lo mismo y todavía no has puesto fecha en el calendario. Porque cuando llega la noche y todo está callado, por más que lo intentas ya no te notas el cuerpo y sabes que hace tiempo te desconectaste de él.

A veces, no te atreves a ser feliz por cansancio… Porque requiere una valentía que no tienes y una resistencia que nunca conseguirás. Porque llegas a casa cansado y quieres desconectar del mundo y de ti. Porque estás cansado de estar cansado y no puedes salir de esa jaula de modorra y ansiedad.

No te atreves a ser feliz porque crees que no te lo mereces. Por si no estás a la altura. Porque crees que la felicidad es para ti un coto vedado. Porque no eres de ese tipo de personas a las que llamas felices… Porque tus genes son los genes de una persona triste que te predestinan a una vida aciaga y lúgubre. Porque tienes  muchos defectos y no vas a cambiar. Porque no saldrá bien si lo intentas y algunos se reirán un rato pensando que te creíste con el derecho a entrar en su club.

No te atreves a ser feliz por si es un espejismo, porque antes que probar lo que es real y asumir mantenerlo, prefieres quedarte con el placebo y seguir quejándote.

No te atreves a ser feliz porque no te quieres lo suficiente a ti mismo, porque no te tratas como mereces y ni siquiera lo sabes…

S no te atreves, déjalo, no hay prisa, limítate a esperar  ese momento propicio y quemar los días y las horas… Haz como los peces muertos que flotan y siguen la corriente…

Anuncios

Autor: merce roura

Amo la imprudencia de mis palabras...

33 pensamientos en “Excusas para no atreverse a ser feliz

  1. Muchas gracias por la reflexión, sin duda muy útil para tomar auto consciencia y poder mejorar a nivel emocional, con los grandes cambios positivos que puede generar en nuestra forma de actuar y en consecuencia en nuestra vida real. Gracias una vez más, es de reflexiones que más me han ayudado y motivado, con tu permiso lo comparto con otras personas para que les pueda ser también de ayuda, saludos! 🙂

    Me gusta

  2. ES EL MEJOR ARTÍCULO QUE HE LEÍDO EN MI VIDA. GRACIAS.

    Me gusta

  3. Pingback: Excusas para no atreverse a ser feliz | Dalequedale.com

  4. Hi Merce. It is so true that we must make the decision to be happy and actively pursue it. It is much easier to fall into the “poor me” trap! Thanks for your wise words–as always!–Patti

    Me gusta

  5. Mercé, siento mucho que pienses que me has decepcionado, nada más lejos, te admiro mucho y me gusta mucho lo que escribes, soy un gran seguidor tuyo, quizás no me haya explicado como me gustaría, no soy un mal encarado, ni siquiera un apersona pesimista, al contrario, tengo una visión optimista de las cosas, mi vida como la tuya y la de la mayoría no es fácil y sin embargo si algo dice la gente de mi es que soy de muy buen carácter, que mi resistencia al fracaso y mi capacidad de adaptación ante situaciones adversas en admirable, pero no soy más que un garbanzo dentro de un enorme cocido, mi experiencia me dice y la tozuda historia me lo confirma, que por muy positivos que queramos ser, la gente sufre y sufre mucho por motivos ajenos, a eso me refería, es verdad que una buena actitud favorece la salud, es cierto que producimos hormonas que mejoran el estado general, pero no me refiero a eso, que es lo deseable, sino a la dureza de la vida en sus múltiples manifestaciones, decía Marx en el 18 Brumario de Luis Bonaparte algo así: “Los hombres hacen su propia historia, pero no la hacen a su libre arbitrio, bajo circunstancias elegidos por ellos mismos, sino bajo aquellas circunstancias con que se encuentran directamente, que existen y les han sido legadas por el pasado” y yo añadiría, y el presente.
    Mil gracias mi estimada Merce por tus letras y tus reflexiones, las aprecio enormemente y no tengas duda, no me has decepcionado, al contrario. Te pido disculpas si te has sentido aludida por esas expresiones mías sobre los very happy y los chiripituflauticos, nada más alejado de ti, un abrazo 😉

    Me gusta

    • No me ofendí! Lo que pasa es que escribo sobre lo que siento y ni tengo la razón ni es nunca la única versión de todo. No me puedo poner en todas las situaciones, cada vida es un mundo. El mío es este… És dura la vida, pero es hermosa … Nunca he dicho lo contrario, pero no quiero rendirme . Mil gracias a ti por tus opiniones. Un abrazo 🙂

      Me gusta

  6. ¡Claro que la felicidad es un concepto subjetivo que, dentro de nuestras propias coordenadas, buscamos individualmente a lo largo de nuestra existencia!. Hasta el punto de que el fin de su búsqueda marca, sin duda alguna, el de la vida espiritual de cada uno….dando lugar a lo que subyace, como esencia, en tu artículo: el conformismo y el gran mal de nuestros días. La desidia.

    La vida es dura y su caminar, a veces, enormemente complicado. Pero, precisamente por ello, tiene sentido y belleza. La superación de obstáculos aparentemente insalvables, y muchas veces injustos provocados por elementos externos, es la fuente de la satisfacción moral que, de algún modo, presupone la consecución de la felicidad. Y la ausencia de esa lucha por sobrepasar las barreras – ese acto de tirar la toalla ante la adversidad – es sinónimo de desilusión conducente a la muerte espiritual…

    Ratifico tus palabras, Montse. Y creo profundamente que esa búsqueda de la felicidad exige inconformismo, esfuerzo y valentía…Pero está al alcance de todos y sus frutos son, nada más y nada menos, que la sal de la vida.

    Gracias, como siempre, por hacerme reflexionar….

    Me gusta

  7. Nunca dejes perder tu esencia, Mercé.
    Adoro la imprudencia de tus palabras.
    Besos

    Me gusta

  8. Hola Mercè muy buena entrada, siempre tocas los hilos que llegan hasta el alma y nos haces replantarnos muchas actitudes adquiridas que nos impiden avanzar. Muchas gracias

    Me gusta

  9. Hola Merce te sigo desde hace tiempo y me gusta mucho cómo escribes, llegaste a mi a través de una persona muy querida y desde entonces sigo tus reflexiones. Hoy no estoy muy de acuerdo con lo que planteas, leyéndote da la sensación de que el que no es feliz es porque no quiere, porque sufre de algún tipo de tara o no sabe canalizar todo lo bueno que nos rodea. siempre me dio algo de repelús la cultura del very happy, siempre me produjo desazón la llamada autoayuda tan de moda por tipos como Paulo Coelho y demás sarramianes, pues esconde un pensamiento muy perverso, todo lo que te ocurra en la vida es tu culpa, viva el éxito y los chiripituflautos, Marce, no es verdad que la felicidad dependa de uno mismo, ese es solo un componte, existen otros que nos son ajenos, de vez en cuando en la vida llueven piedras negras y cuando una de esas cae y da de lleno, a tomar por ahí todo, pensar de ese modo es considerar a la gente igual, todos son capaces de todo y eso no es cierto, hay muchos tipos de personas, unas son más resistentes al fracaso, otras más creativas, otras malas por naturaleza y otras buenas, esto no es, venga vamos a ser felices y si no lo eres es porque lo enfocas mal, no mi estimada Merce, la tragedia vive en nosotros y de hecho, solo en los momentos trágicos los humanos han sabido enseñar lo mejor de su naturaleza, no te parece?

    Me gusta

    • No he dicho eso. Lo que digo es que delante de cualquier situación, se puede reaccionar de muchas formas distintas. Y que, a veces, me incluyo yo en ello, nos limitamos mucho las posibilidades con nuestra forma de enfocar la vida. Ya sé que hay muchas situaciones duras, tal vez crees que la mía es un lecho de rosas y nada más lejos de ello. Para empezar te explicaria cómo venzo cada día una enfermedad crónica… He conocido a muchas personas en situaciones difíciles que superan y otras que con un pequeño contratiempo se huden. De todas formas, si me relees te darás cuenta de que no hablo de personas sujetas a grandes tragedias si no de dilemas interiores, esos sí que se solucionan con autoconocimiento y esfuerzo…
      Siento haberte decepcionado. Gracias por tu aportación!! Un abrazo 🙂

      Me gusta

    • Y un añadido, está demostrado que pensar en positivo (aunque además haga falta actuar porque si no, poca cosa se consigue) nos ayuda a evitar enfermedades. No lo digo yo, es un tema médico. Hundirse incrementa los niveles de cortisol y eso dispara todo el organismo. Cuando te pasa algo terrible (y yo llevo un año muy duro, créeme, no soy una pija alucinada de la vida) es difícil no sentirse muy mal, sólo faltaría, sin embargo, podemos aprender a gestionarlo. No es fácil, no siempre se puede al principio. Sabes una cosa, un día estaba hundida porque en el trabajo no era muy bien tratada, y contactó conmigo una persona que conocí a través de twitter. Hablé con ella un rato y me dijo “soy siempre positiva, así apuro mi vida. Se lo debo a mi hijo, que murió… Vivo también por él”. Me dejó rota. No se me ocurre nada peor como madre que perder a un hijo. Y esta persona, se hundió, lloró mares y reventó seguramente por dentro, pero un día se levantó y buscó algo a lo que agarrarse y decidió hacer cada día con su actitud un homenaje a su hijo. Y no es una parlanchina y ni una chiripitifláutica. Es un ser entero y maravilloso que no podía cambiar las circunstancias pero decidió dirigir su vida, a pesar de todo, y pasado un tiempo horrible para ella, no dejarse llevar por el marasmo. La vida es dura y preciosa, pero admiro mucho a quién busca maneras de llevar las riendas y no dejarse vencer por la tragedia y plantar cara. Y eso, con profundo respeto a los que hoy lo pasan fatal sea por lo que sea. Y no es “happy”, es intentar ser sólido (cosa que no significa que los demás no lo sean). Necesitaba decirlo, desde el respeto profundo a tu forma de ver la vida, pero no me voy a dejar de ilusionar y pensar cómo mejorarlo todo. No puedo renunciar a mi esencia… Eso es mostrar lo mejor de nuestra naturaleza en momentos trágicos, levantarse y plantar cara… No te parece?

      Gracias por todo, de verdad… Con cariño!

      Me gusta

  10. Es fantástico,cada vez que te leo,es como si hiciera un examen de conciencia !!! gracias Merce por tu manera tan bella ,para describir sentimientos tan profundos.

    Me gusta

  11. Muy cierto lo que expresas en vuestro articulo, siempre hay una resistencia al cambio, no se quiere perder lo poco que se tiene, muy buen analisis Apreciada Merce.

    Me gusta

  12. Todas esas creencias son las que no dejan que seamos felices, simplemente hay que cambiarlas a positivo y fluir con el corazon. Yo persevere en mi busqueda de la felicidad y al final el camino es muy sencillo y esta en cada uno. Hay que guiarse por el corazon y no por la mente. Una herramienta que me ha ayudado es el Psych-k. 😉 Un abrazo

    Me gusta

  13. Gracias Mercè, tú eres mi inspiradora, leo tú Blog hace poco, pero has sabido trasladarme una serie de ideas y pensamientos (los cuales, estoy intentando plasmar en mi incipiente Blog), que son los pilares necesarios para que cualquier persona pueda escribir unas lineas, con corazón y sentimiento.
    No atreverse a ser feliz, solo es una excusa, para poder leer otro gran articulo tuyo.
    Saludos.

    Me gusta

  14. “porque no sabes usar tu libertad” y nos aterra tenerla, se la entregamos al primero que pasa por nuestra puerta, para luego poder tener un responsable de nuestra vida. Gracias Mercé de frente y por derecho

    Me gusta

  15. Aunque la verdad duela, siempre es mejor decirla que ser cómplice de la mentira…

    Un saludo cordial

    Me gusta

  16. Duro pero real en muchísimas de tus reflexiones. Me ha encantado

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s