merceroura

la rebelión de las palabras


Deja un comentario

Todo pasa


Todo pasa, dicen.

Esto que ahora te envuelve y duele tanto, también pasará.

Y saberlo nos sirve de motivación para seguir y de consuelo. Nos ayuda a relativizar y agradecer lo que sí que está bien en nuestra vida. Nos permite mirar por encima de las circunstancias y ver más allá… Nos invita a respirar en calma y ser capaces de percibir nuevas formas de ver el conflicto y encontrar soluciones hasta ahora desconocidas y casi imposibles.

Todo pasa, pero que no pase en balde. Que no sea en vano esta angustia, este dolor, este miedo.

Que cuando la vida nos sacuda y nos toca de cerca nos sirva para ver más allá. Para ver más claro lo que importa y lo que no.

Para decir más que no cuando es no y que sí, cuando el miedo nos quiere convencer de salir huyendo y pensar que no merecemos lo que deseamos.

Para sacar del equipaje lo que sobra y aligerarlo todo.

Para hacernos más fácil vivir y dejarnos de pensamientos absurdos y superfluos.

Que el miedo en el que nos estamos viendo sumergidos nos invite a bucear en él y nos dejemos, para poder darnos cuenta de que no es tan enorme, ni tan absoluto. Para notarlo y descubrir que nosotros somos capaces de superarlo a pesar de las dudas… Para dejar de luchar contra él y contra la vida y acabar nadando a ratos pero, sobre todo, flotando y dejándonos llevar. A ver que nos propone la vida…

Que esta vez nos sirva para no repetir y salir de este bucle infernal en el que nos mantenemos atados por miedo a pensar distinto, a actuar distinto, a ser nosotros mismos.

Que este rato largo de ansiedad y adversidad nos sirva para darnos cuenta de nuestro valor, para que eso cambie la forma que nos vemos a nosotros mismos y la forma en que miramos al mundo… Y el mundo no tenga más remedio que cambiar ante nosotros (aunque todo se quede igual).

Dejemos que este dolor nos recuerde quiénes somos, no a base de golpes sino a base de respeto, de comprendernos, acurrucarnos y de ser amables con nosotros.

Dejemos que este miedo y esta tristeza que nos invaden nos cuenten la lección que nos toca aprender de la vida para poder soltarla y seguir adelante. No hagamos como otras veces, fingiendo que no pasa nada, que somos imbatibles y todopoderosos, que nada nos afecta o que somos víctimas de todo… Dejemos de culparnos por todo o de sacudirnos la culpa, no seamos por esta vez la víctima o el verdugo. Seamos responsables con lo que nos pasa y usémoslo para encontrar nuestra paz. Que esta vez nos deje huella y nos sirva para borrar la angustia y quedarnos con la belleza. Que nos haga cambiar por dentro y nos zarandee tanto que acabemos tomando esas decisiones pendientes de una vez por todas.

Que esto sirva para nos aceptemos y amemos. No por pasar ninguna prueba, sino por estar presentes en nuestra vida y decidir acompañarnos con todo el amor posible.

Que lo que nos pasa saque a ese ser maravilloso que llevamos dentro esperando ser descubierto, que no es ni mejor, ni más fuerte, sino más sabio y más lleno de amor consigo mismo.

Todo pasa, pero que no pase de largo sin haberlo usado como necesitamos y habiendo aprendido la lección.

Todo pasa, eso dicen, es cierto… Que esta vez pase para algo y nos cambie la vida.

Gracias por leerme.

¿Necesitas saber más sobre autoestima? Te invito a leer mi libro. Te acompaño con él.

Escribo sobre lo que siento o he sentido y el camino que he hecho hasta llegar aquí (aunque todavía estoy a medio camino de algún lugar). En este camino he aprendido poco a poco a aceptarme y amarme (aún me falta mucho, soy consciente).

Lo que ha aprendido lo he plasmado en este  “Manual de autoestima para mujeres guerreras”.

En él cuento como usar toda tu fuerza para salir adelante y amarte como mereces y dar un cambio a tu vida… Ese cambio con el que sueñas hace tiempo y no llega.

Disponible aquí 

amazon llibre merce amazon

Si quieres saber más de mí, te invito a entrar en mi web y conocer lo que hago. Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar todo su potencial a través del coaching, el mentoring y la Inteligencia Emocional. 

www.merceroura.es 


1 comentario

La vida sabe más que tú


Si estás en todo, no estás en nada y, lo peor, no estás en ti.

Caminas sin caminar.

Sonríes sin sonreír, porque toca, porque parecer simpático y amable.

Dices que sí porque decir no te asusta demasiado.

Aceptas algún que otro chantaje emocional porque la otra opción es discutir y, dada tu baja autoestima, siempre acabas sintiéndote culpable y esa otra persona se refuerza ante ti mientras tú te sientes minúsculo.

Si no estás, no decides lo que más necesitas de verdad.

No te concentras.

No ves lo que realmente te conviene.

Piensas sin pensar porque tus pensamientos te dominan y atacan.

Eres presa de tus creencias más absurdas.

No notas lo que realmente deseas, ni eres capaz de apartar de tu vida lo que no.

Si no estás en lo que realmente importa, huyes de ti y de tu miedo y no puedes usarlo para superarlo y vivir mejor.

Si no estás, no te conoces, no te valoras, no te reconoces…

Si no estás es seguramente porque cuando estuviste en ti mismo un rato viste todo el trabajo pendiente que tienes para gestionar lo que sientes y tomar decisiones que te asusta.

Aunque si sigues esperando para estar en ti, todo ese trabajo pendiente se agolpa tras esa puerta que no abres hasta que todo estalle y tú te rompas.

Si no la abres poco a poco y encaras esa vida que no vives por miedo a que no guste y asumir ciertos riesgos esa vida no sentida ni vivida se te comerá entero, de golpe.

Te convertirá en un bocadillo de ti mismo y devorará sin remordimientos. Te arrollará a su paso cuando se desborde y se hará unas botas con tu piel hecha jirones con las que va a patearte los huesos cansados de vivir a medias.

Te quedarás roto, sin ganas, sin risa fingida, sin nada con que cubrir esa vergüenza eterna y gigante que sientes por ti mismo y que te ha llevado a vivir esta vida contenida y medio muerta. No pasa nada, porque eso también será bueno en realidad, será necesario, será el tratamiento de choque que te va a aplicar la vida para que no tengas más remedio que vivirla con es en realidad y no la versión ridícula y edulcorada que te has montado para evitar tus miedos.

Se romperá todo y no quedará nada para que no tengas más remedio que volver pegarlo y tirar lo que esté demasiado roto para ser usado.

Se caerá todo para que tengas que levantarlo y puedas elegir con qué te quedas y con qué no.

Se desvanecerá todo y solo permanecerá lo que realmente tenga que quedarse contigo porque lo demás no era sólido, ni real, ni necesario.

Se derrumbará todo para que caigas y tengas que levantarte y no te quede otra que confiar en ti mientras todo se tambalea.

La vida siempre te obliga a estar y decidir. A dejarte de milongas y de mirar a otro lado y abrir la puerta. Si no lo abres tú, lo hará ella y te pillará despistado.

La vida siempre nos sacude cuando estamos necesitando sacudida y no nos atrevemos. Da donde más duele para que no podamos evitar ese dolor. Levanta el polvo de debajo de las alfombras para que dejemos de esconder nuestra basura. Despierta a nuestros monstruos para que tengamos que asumir nuestro miedo más profundo. Es siempre más lista, más dura, más ágil y está más concentrada que nosotros en lo que realmente importa, porque nunca estamos donde realmente tenemos que estar… En nosotros. En la vida de verdad, la que duele pero aporta. La que da miedo pero es real. La que nos lleva a vivir sin estar dormidos o anestesiados. La que nos permite ser lo que realmente somos.

No importa lo que creamos saber, la vida siempre sabe más que nosotros. La vida sabe más que tú.

GRACIAS por leerme.

¿Quieres aprender a amarte?

¿Quieres dar un giro a tu vida?

Primero te invito a leer mi libro  “Manual de autoestima para mujeres guerreras”.

En él cuento como usar toda tu fuerza para salir adelante y amarte como mereces y dar un cambio a tu vida… Ese cambio con el que sueñas hace tiempo y no llega.

Disponible aquí 

amazon llibre merce amazon

Y a entrar en mi web y ponerte en contacto conmigo para hacer un plan y transformar tu vida en todos los aspectos. ¿Te apuntas?

www.merceroura.es 


Deja un comentario

Sé amable contigo


Justo en este momento presente, estás creando tu futuro.

Tus pensamientos, tus palabras, tus decisiones, la forma en que te miras, todo eso está proyectando una sombra hacia delante y dibujando cómo te verás mañana y pasado mañana.

Si te presionas y exiges demasiado.

Si te sientes pequeño o avergonzado de ti por esos complejos de siempre o prefieres creer que ya eres como necesitas. Dejar de juzgarte por todo y respirar hondo.

Si dejas atrás el resentimiento con otros y observas tus errores sin reprocharte. Si dejas de castigarte porque crees no haber estado a la altura.

Si aceptas lo que pasa aunque no te guste y eliges respirar hondo y dejar que la vida te muestre una forma de verlo que te sirve para avanzar y sacarle provecho.

Si miras dentro en lugar de mirar siempre fuera. Si te perdonas en lugar de proyectar fuera esa sensación constante de culpa por todo que siempre te acompaña.

A veces, no hace falta solucionarlo todo. Ni hacerlo ahora. Solo es necesario tomar la decisión. Valorarse, amarse, respetarse. ¿No te amas ahora? No te preocupes, no te exijas, no te maltrates por ello, no te reproches… Solo decide amarte. No hace falta que te presiones si no te sale, tan solo decide que quieres quererte. Que amarte pasa por encima de todo y que es lo que necesitas pase lo que pase. Que lo demás es secundario, que tu valor no está en duda, que renunciarás a cualquier situación y relación que te suponga olvidar que te amas, que te necesitas, que te mereces lo mejor. Que no puedes seguir viviendo un minuto más sintiéndote de más, viviendo a medias, estando de alquiler en tu vida o siendo la reserva de alguien para cuando se aburre, haciendo algo que te rompe por dentro porque vulnera tu esencia, dando pasos en el sentido contrario a tu dignidad…

Decide ahora que no te postergas ni escondes más. Que dejas de huir de lo pendiente y te regalas un baile contigo.

Lo que ahora decides sobre ti, está construyendo tu futuro.

Y no hablo de elegir a la carta tus sueños ni enviar mensajes para materializar nada concreto. Hablo de respetarte ahora para poder respetarte mañana y sentirte capaz, digno, merecedor de lo que deseas y necesitas.

Hablo de darte un momento para respirar…

De poner límites cuando algo te vulnera.

De observar tus pensamientos, tus creencias, tus heridas, tus hábitos. Preguntarte para qué haces lo que haces y darte cuenta de lo mucho que te dañas a veces sin saber.

De decir basta cuando toca. De dar un paseo. De agendar tus sueños, tus deseos, tus pausas…

De tenerte en cuenta a ti y tus miedos para ser sentidos. De escucharte y notar cómo te sientes. De hacer lo que amas y encontrar la actitud para amar lo que haces.

De priorizarte y caminar a tu lado…

De dibujar ahora, en este día, en este instante, un modelo de vida que es tu modelo de vida… Y luego dejar que la vida pase, poner de tu parte sin resistirte pero aportando tu valor.

Siembra para ti, sin dejar de lado a nadie, pero dándote las herramientas que necesitas para seguir caminando en paz.

No podemos decidir qué nos sucede porque no controlamos nada, pero podemos decidir cómo nos vemos a nosotros mismos. Podemos tomar la decisión de comprendernos, aceptarnos y abrazarnos ahora… Para que en el futuro, la vida nos pille de nuestra parte y siendo amables con nosotros mismos.

Sé amable contigo si quieres un futuro amable.

Justo en este momento presente, estás creando tu futuro

GRACIAS por leerme.

¿Quieres aprender a amarte?

¿Quieres dar un giro a tu vida?

Primero te invito a leer mi libro  “Manual de autoestima para mujeres guerreras”.

En él cuento como usar toda tu fuerza para salir adelante y amarte como mereces y dar un cambio a tu vida… Ese cambio con el que sueñas hace tiempo y no llega.

Disponible aquí 

amazon llibre merce amazon

Y a entrar en mi web y ponerte en contacto conmigo para hacer un plan y transformar tu vida en todos los aspectos. ¿Te apuntas?

www.merceroura.es