merceroura

la rebelión de las palabras

¡Qué asco la vida!

1 comentario


¡Qué asco la vida cuando no es vida! Tan cuesta arriba, a veces, tan complicada, tan ardua, tan dura, tan llena de estupideces que no llevan a nada, tan repleta de barreras mentales y pensamientos que nos atascan… Tan desesperante, tan monótona, tan llena siempre de lo mismo que nunca cambia ni termina, que no nos lleva a nada que la haga más asequible ni más soportable… Siempre pendientes de que algo cambie para tomar fuerzas y cambiar nosotros.

Una vida rota, una vida desgajada esperando una vida mejor. Una vida consumida esperando siempre ser vivida de otra forma pero sin apenas valentía para intentarlo… ¡Qué asco la vida cuando solo nos permitimos vivirla a medias! ¡Qué asco cuando nos la pasamos queriendo que sea distinta, esperando que sea distinta y sabiendo perfectamente que no lo será! Cuando eso sucede hace falta mirar muy dentro y ser tremendamente honestos con nosotros mismos. No solo para decirnos a la cara que sabemos que no lo será y esperamos algo que no pasará sino para admitir que ya nos parece bien como es porque somos cobardes… Porque nos asusta demasiado que cambie, porque haremos nada para que pase, porque no creemos estar a la altura si cambia… Porque si no, ya la hubiéramos cambiado nosotros cambiando nuestra forma de pensar y de actuar… Porque nos asusta la felicidad.

No podemos hacer que nos ame quien no nos ama, pero podemos dejar de llamar a su puerta pidiendo que lo haga… No podemos conseguir que nos paguen un mejor sueldo por más que lo pidamos si no quieren dárnoslo, pero podemos ir a buscar otro empleo… Porque puede nos gustarnos el camino que transitamos, pero podemos decidir buscar otro y dejar de quejarnos porque es oscuro y complicado si vemos que no nos lleva a donde queremos. No lo hacemos, no lo hacemos porque cambiar lo que está fuera implica primero cambiar por dentro, mirar muy hondo y hablarse muy claro. Darse cuenta de lo mucho que nos maltratamos y decidir empezar a respetarnos y ser coherentes hasta el final con eses respeto. No cambiamos nada porque para ello hace falta primero tomar la decisión de amarse.

Sin embargo, preferimos seguir llamando a la misma puerta suplicando que nos abran aún a sabiendas de que no lo harán y dar sin recibir casi nada… No lo hacen porque no quieren y porque no queremos, seguramente porque no creemos merecer nada mejor. Porque nos asusta dejar de llamar y ver que no se abre o dar media vuelta e ir a otras puertas por si no se abren nunca… O peor aún, por si se abren, entramos y una vez allí no estamos a la altura y nos sentimos pequeños, ridículos e insignificantes. Quizás porque pensamos que no hay una puerta para nosotros o porque no nos atrevemos a abrir la única puerta que realmente necesitamos abrir, la que llevamos dentro y lleva a descubrirnos a nosotros mismos y nuestros miedos reprimidos y pendientes de sentir.

¡Qué asco la vida vivida sin ser sentida porque duele! ¡Qué asco la vida reprimida por si araña! ¡Qué asco la vida cuando no nos atrevemos a ir a por lo que realmente queremos! ¡Qué asco la vida cuando no nos queremos lo suficiente para cambiarla si no nos gusta! ¡Qué asco la vida no vivida esperando otra vida que no llega porque esta nos da asco, pero la que puede llegar nos asusta demasiado!

Qué asco… Qué asco vivir a medias esperando algo entero y que la vida no te lo dé… Qué asco vivir a medias esperando vivir por entero y que tú no te lo quieras dar porque, muy en el fondo, no crees que sea para ti…

¿Es para ti? A veces, nuestra vida no cambia porque nosotros no queremos cambiar, porque estamos demasiado apegados al personaje triste al que nada le sale bien y hemos decidido ser fieles a sus miserias y no cruzar la puerta del éxito y la felicidad.

GRACIAS por leerme.

¿Quieres aprender a amarte?

¿Quieres dar un giro a tu vida?

Primero te invito a leer mi libro  “Manual de autoestima para mujeres guerreras”.

En él cuento como usar toda tu fuerza para salir adelante y amarte como mereces y dar un cambio a tu vida… Ese cambio con el que sueñas hace tiempo y no llega.

Disponible aquí 

amazon llibre merce amazon

Y a entrar en mi web y ponerte en contacto conmigo para hacer un plan y transformar tu vida en todos los aspectos. ¿Te apuntas?

www.merceroura.es 

Anuncio publicitario

Autor: merce roura

Amo la imprudencia de mis palabras...

Un pensamiento en “¡Qué asco la vida!

  1. Pingback: ¡Qué asco la vida! - INICIO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s