merceroura

la rebelión de las palabras

Vivir desde el amor

11 comentarios


ocean-2595451_640

No se me ocurre mejor forma de vivir que desde el amor… Desde el amor a ti mismo. Desde el amor a todo lo que ves y habitas. Desde ese amor se crea, se construye, se suma, se baila… Se tejen relaciones sanas y se ama tanto a otros que se comprende que formamos todos parte de una tela compartida en la que todo movimiento genera un cambio que, al principio, puede ser imperceptible pero que luego es imparable. 

No es una varita mágica que todo lo pueda y lo transforme, ni un bálsamo que te nuble la vista. Es una forma de estar en ti sin que la carga sea tan pesada porque has podido perdonarte y soltar algunas de las piedras de tu mochila que pesaban tanto que no te dejaban levantar la cabeza y ver más allá… Es una sensación que te acompaña a cada momento, como si de repente el aire fuera más limpio y tú te sintieras siempre presente en tu vida… Siempre en tu sitio, siempre oportuna… Como si ya nunca sobraras ni molestaras nadie como pensabas antes, como si no te faltara nada ni estuvieras incompleto. 

Vivir desde el amor es no depender de un resultado ni de una mirada ajena. No ponerse ese vestido para que te vean y les guste sino porque te gustas y deseas compartirlo. No suplicar jamás pasar desapercibido y ser invisible, ni tampoco llamar la atención para reclamar que te miren y te valoren. Es no esperar a que otro te diga que sí y atreverse a pedir lo que quieres y que no pase nada si la respuesta es no… E incluso no ponerse nervioso si la respuesta es sí. 

Vivir desde el amor es no anularse para encajar en el molde, ni tener que demostrar nada para sentirse digno… Es no quedarse en el rincón para no estorbar ni ponerse en primera fila para que vean lo mucho que vales… Vivir desde el amor a uno mismo no es sentirse el ombligo del mundo, ni dejar de buscar a las personas que amas, ni de emocionarte con los besos ni los gestos… No es que no te importe si están o no están, si vienen o van, es sentir el dolor cuando te separas, pero descubrir que no hay nada malo en ti porque otros no quieran estar contigo… Es aceptarse de arriba abajo  y al mismo tiempo ser capaz de ver que cometes errores y querer solucionarlos desde el cariño y la compasión… Es encontrar esa paz que te permite estar solo y no sentirtse desamparado porque notas tu abrazo y tu calor. 

Es dejar de esperar esa llamada y salir a buscar el sol para que te acaricie la cara… Es dejar de luchar por lo absurdo y empezar a disfrutar de lo pequeño.

Es detener los relojes para amar y amar sin tiempo, sin premura, sin esperar a que el amor se escape o se desvanezca cuando te das cuenta de que es gigante y empiezas a sentirte diminuto a su lado y crees que esa sensación no es posible que vaya a durar en tu vida. Vivir desde el amor a uno mismo es sentirse grande y creer de una vez por todas que mereces lo bueno…Saber que todo caduca a su tiempo y nada huye de ti por ser quién eres. 

Vivir desde el amor es sentir que no hacen falta sacrificios, ni mensajes de amor eterno. Es dejar de comprobar cada cinco minutos si está o no está, si sonríe o no sonríe. Dejar de planearlo todo para que sea perfecto, dejar de mendigar que te vean, que te hagan caso y busquen tiempo para ti. Es soltar esas estrategias raras que cuentan en las películas para que se vuelvan locos por ti si no les haces caso. Es no compararse con otros y empezar a confiar en ti mismo y en tu capacidad para seguir adelante o aprender lo necesario para ello…

Vivir desde el amor es darse la oportunidad de sentir lo que realmente sientes y no negarse ni el llanto, ni la risa, ni la caída, ni la remontada, ni el abrazo, ni el miedo, ni el desengaño, ni la alegría… Es dejar de sentirte siempre ridículo e insuficiente.

Es perdonarse y perdonar. Es comprenderse y comprender… Es sentir tanta compasión que no hagan falta palabras. Es darse y dar. Es permitirse recibir. 

Es también a veces equivocarse, no saber, dar un portazo, soltar un grito y no poder avanzar… Y asumir esa imperfección como parte de la vida. 

Vivir desde el amor es no exigirse tanto, no malgastarse en las tonterías y no encontrarse peleando por la razón si te quita el aliento y la energía. Es no tragar, no ser objeto de regateo, ni de rebaja… Es no estar de oferta, ni conformarse con algo que no nos llena o nos hace daño. Es no esperar a conseguir el título para sentirse merecedor de lo mejor.

No pensar qué piensan… No vivir como otros quieren que vivas. No es callar ni tener que decir nada… No es hacer ni deshacer. No es comerse el mundo. No es moverse ni quedarse quieto, aunque hay momentos de quietud y calma y momentos de acción… 

Vivir desde el amor no es no tener miedo, al contrario. Es sentirlo profundamente y bailar con él, pero sin dejar que lleve el paso. 

Vivir desde el amor no es ser bueno o malo (¿qué será eso y quién lo decide?) es ser tú  mismo cuando descubras qué significa realmente esa frase tan usada y a veces con tan poco sentido que nos repiten mil veces sin darnos una forma o una fórmula para ello porque nadie la tiene… 

Vivir desde el amor es no cubrir el expediente ni seguir la norma si la norma te rompe o descubrir por qué necesitas romperte y luego volverte a componer tomándote el tiempo necesario…

Es leer un libro y meterse en las palabras…

Es bailar y ser el baile.

Es caminar y convertirse en el camino.

Es llorar y ser el llanto… Reír y ser la risa… Amar el aire que respiras y el cielo que te cubre, aunque llueva, aunque corras a cobijarte, aunque te asuste mucho la tormenta… Aunque duela y no te guste, aunque hagas todo lo posible por cambiarlo, aunque descubras que no puedes cambiarlo, aunque pase o se quede… Vivir desde el amor a uno mismo es amar tu vida aunque esté cansada y rota, a veces, porque en ella estás tú… Y eso la hace asombrosamente maravillosa. 

 

Gracias por leerme… Escribo sobre lo que siento o he sentido y el camino que he hecho hasta llegar aquí (aunque todavía estoy a medio camino de algún lugar). En este camino he aprendido poco a poco a aceptarme y amarme (aún me falta mucho, soy consciente).

Si quieres saber más de autoestima, te invito a leer mi libro “Manual de autoestima para mujeres guerreras”.

En él cuento como usar toda tu fuerza para salir adelante y amarte como mereces y dar un cambio a tu vida… Ese cambio con el que sueñas hace tiempo y no llega.

Disponible aquí 

amazon llibre merce amazon

Si quieres saber más de mí, te invito a entrar en mi web y conocer lo que hago. Acompaño a personas y organizaciones a desarrollar todo su potencial a través del coaching, el mentoring y la Inteligencia Emocional. 

www.merceroura.es 

Tengo un programa para ti para poder tomar decisiones y salir de bucle en que te encuentras.

Consulta aquí

Autor: merce roura

Amo la imprudencia de mis palabras...

11 pensamientos en “Vivir desde el amor

  1. Totalmente! Que bonitas palabras, me siento identificada con tu reflexión. Un saludo:)

    Me gusta

  2. Excelente reflexión.deja sin palabras.

    Me gusta

  3. Qué hermosas e inspiradoras palabras. Muchas gracias Mercè.

    Me gusta

  4. Merce, tus palabras son como la música para el baile, gracias por ellas, como siempre.

    Me gusta

  5. Que bonito, gracias a ti por escribir un texto tan bonito.🙂

    Me gusta

  6. Pingback: Vivir desde el amor - INICIO

Responder a Nerea Alcaraz Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s