merceroura

la rebelión de las palabras

La magia de lo imposible

23 comentarios


violin

Toca dar las gracias ahora, por todo lo bueno y por lo que parece terrible pero acabará siendo energía pura para seguir adelante.

Una de las cosas que he aprendido los últimos años es que cuanto más se empeña la vida en golpear, más capacidad de encarar adquieres… Te vuelves flexible, fuerte, valiente, casi casi… perdón por la osadía, un poco más sabio… Y claro, osado. Esa osadía es la que te convierte en alguien distinto. El enorme poder que te confiere sobre ti mismo y sobre tu vida llevar un poco la contraria y no sumergirte en el conformismo… No subsidiarte a ti mismo sino hacerte levantar y seguir… La osadía de preguntarte cosas que parecen no tener respuesta y de meterte en situaciones que dan tanto miedo que a veces, cuando te flaquean las fuerzas, un sudor frío te invade el cuerpo y notas como el corazón se te acelera… Es tu yo asustado y antiguo que intenta que te rindas porque no puede más.

La osadía de creer que tú eres uno de ellos… ¿Quiénes son ellos? Los que llegan, los que lo consiguen, los que se dejan a veces pedazos de vida absurda en el camino y renuncian a su cansancio, a sus ganas de salir corriendo… Renuncian a estar acompañados si esa compañía les araña el alma, aunque hacer el camino solos les mantenga el corazón inquieto y les haga sentir inseguros.

Mejor un alma alborotada que un alma dormida.

Mejor un sueño a medias que una parodia de vida.

Mejor dejar lo que no nos hace bien, que pasarnos la vida justificando lo injustificable y engañándonos pensando que va a cambiar sin que nosotros hagamos nada. Si aceptamos algo que no respeta nuestra esencia, perdemos nuestra esencia… El árbol muerto no da fruto.

Toca dar gracias ahora por haberse dado cuenta de lo que es y lo que no. Por los momentos dulces de caminar en una cuerda tan floja que a veces te encuentras sujeto a ella sin estarlo y te descubres levitando…Con medio cuerpo suspenso y media alma cosida al cuerpo para que no caiga.

Toca dar las gracias porque a menudo cuando te quedas paralizado y se te cierran todos los caminos, te das cuenta de que ha llegado el momento de volar…  Y vuelas. No sabes cómo, pero lo haces. Un día te encuentras haciendo algo que hace veinticuatro horas era impensable, increíble, imposible. Y rompes la cáscara imaginaria de la que no te atrevías a salir. Y sales del círculo que te rodea. Te encoges de frío y de miedo y de cansancio… Y sientes que estás loco y no podrás. Lloras de pánico, pero puedes… No sabes cómo, pero lo haces. Piensas que no puedes hasta que te encuentras haciéndolo y te quedas alucinado contigo mismo mientras las lágrimas de emoción te surcan la cara, que arde intensamente sin saber por qué.

logro

Entonces, ves claro que debías dar ese paso.  Para ser libre hay que tomar decisiones que dan a veces mucho miedo… A menudo, no ves el lastre a soltar para ir más ligero porque está tan incrustado en tu vida que parece una parte de ti y confundes tu miedo con un razonamiento lógico y huyes de él, cuando en realidad, es la puerta a cruzar para poder llegar a tus metas. Llevamos tantas respuestas escritas en la espalda que sólo se ven si sueltas la carga y miras atrás ante el espejo con ojos de sabio… Si te das la vuelta a ti mismo y cambias de perspectiva… La vida siempre te deja escritas  las pistas para pasar sus pruebas en esos lugares que no te atreves a pisar. Como llevar las chuletas escritas al examen y no atreverse a mirarlas… En el fondo, todo es una invitación a salir de ti, a pasar la línea y romper algunas normas absurdas que hace siglos te impusiste y nunca más te has planteado por qué.

Y ves que el triunfo no es la meta, ni el sueño, ni el reto. El triunfo es el salto, el haber salido de ti, el haberte atrevido a romper contigo mismo para encontrarte de verdad. El regalo es esta persona que eres ahora, que vibra en ti y que antes estaba oculta en tus pliegues suplicando salir…

No importa no llegar a  alcanzar tu sueño. Tal vez incluso, al mirarlo, te das cuenta de que ya no brilla tanto… Lo que importa es que tú ya no eres el mismo. Ves más cosas, piensas distinto, sientes distinto… Te miras y ves a alguien capaz, alguien que salta y vuela. Y te da cuenta de que da igual lo que busques, lo realmente importante es quién eres. Tu sueño es casi una excusa.  Ahora puedes decidir seguir si realmente te llena, si te invade de felicidad, si es un sueño de esta nueva versión de ti más lúcida y sabia.

Ahora puedes decidir si era un medio o era fin. Si lo querías para crecer o lo necesitabas para demostrarte algo. Si te representa o te limita… Si va con la nueva persona que te habita o era un peaje de la antigua… Los sueños no están ahí para que brillemos después de conseguirlos, están ahí para que brillemos antes. No son la causa de nuestro cambio, son la consecuencia…

Si te ves en tu sueño todavía después del proceso, tómalo… Lo tienes cerca porque ya eres esa persona que logra sus sueños.

Si te queda pequeño o viejo, suéltalo y siente de nuevo tu camino…En un esquina hay algo nuevo, seguro. La nueva persona que eres se motiva fácilmente porque todo lo que necesita para hacerlo lo lleva dentro.

Te preguntas cómo no pudiste verlo antes, que el regalo por este trabajo complicado eras tú. El premio por manejar tu vida, por responsabilizarte del camino, por tomar decisiones complicadas y soportar el frío necesario para crecer… siempre eres tú.

Ahora toca dar gracias por haber abierto los ojos…Por esa conciencia que ha aumentado de tamaño y esa capacidad de entender que necesitas seguir… Ahora toca volar aún más.

Eres tu gran conquista.

A veces, la vida no te da más opción que intentar lo imposible… Y tú no tienes más remedio que conseguirlo.

A veces, la vida te pide tanto, que te ves obligado a hacer magia.

Anuncios

Autor: merce roura

Amo la imprudencia de mis palabras...

23 pensamientos en “La magia de lo imposible

  1. Gracias Merce.
    Gracias por compartir, Gracias por sacudir, Gracias por hacerlo público.
    A veces no valoramos una palabra que muchas veces suena ajena. Sin conocerte te digo GRACIAS y te admiro por saber comunicar!
    Gimena

    Me gusta

    • Muchas gracias, guapa!! Las palabras nos curan di sabemos usarlas… Me alegro de que las mías te sirvan!! Un abrazo 😉

      Me gusta

      • Merce, quería saber si estos textos los tienes escritos en inglés? Me gustaría mucho compartirlos.
        Soy una viajera, mochilera, como se dice… y descubrí una gran pasión en mí y es la fotografía. Me dedico a hacerlas en blanco y negro y siento que muchas de ellas podrían acompañar tus textos… no busco nada a cambio, solo transmitir a más personas todo aquello que siento y que tu tan bien transmites en tus escritos… quizá ayudando con mi granito de arena: mis fotografías.
        De estar interesada podría enviarte mis datos personales. Quizá una presentación con algunas de mis imagenes y mi historia.
        Nuevamente: GRACIAS!
        Gimena

        Me gusta

      • Hola Gimena! no los tengo en inglés, por desgracia, aunque lo hablo, no creo que tenga el nivel para escribirlos porque son bastante literarios… Si te dices que sí, te enviaré un mail a la dirección de correo que me figura aquí (que sólo veo yo) y estamos en contacto. Mil gracias 🙂

        Me gusta

  2. Gracias Mercè por tanto fondo y tanta forma. Te deseo un 2017 lleno de sensibilidad, creatividad y energía para inspirar como la que rebosas en cada post

    Me gusta

  3. Reblogueó esto en Enfermera de Vocacióny comentado:
    Llega final de año, inevitable mirar atrás y reflexionar lo bueno y malo de este 2016. Y de repente te encuentras con este texto de Mercè Roura que es pura magia, pura inspiración y dice con palabras aquello que tu quieres expresar y trasmitir, así que nada mejor que compartir la imprudencia y osadía de estas palabras que tocan el alma y que sirven para reflexionar en ti, en la vida, en el ahora y en como quieres vivir, porque decides tu.
    “Si aceptamos algo que no respeta nuestra esencia, perdemos nuestra esencia. El árbol muerto no da fruto”
    Toca dar las gracias por ser, toca atreverse a ser osados y a cambiar el siempre se ha hecho así, porque tu si tu no cambias, nada cambia. Este mundo es para los imprudentes como Mercè y como tantas otras personas que se atreven a dar el salto. Yo seguiré dando saltos por la vida, ¿te atreves?. Feliz año nuevo.

    Me gusta

  4. Pingback: La magia de lo imposible — merceroura | Coaching4job

  5. Gracias Mercé por este mensaje tan alentador para los que sentimos que tenemos que avanzar, crecer, ampliar nuestra conciencia…. ¡Hasta el infinito y… más allá! Feliz Navidad!!

    Me gusta

    • Gracias a ti, guapa! me alegro de que te sirva! eso intento, compartir lo que siento por si ayuda a alguien más… Siempre desde la humildad, porque yo estoy aprendiendo también! Hasta el infinito y más allá seguro! Feliz Navidad guapa 🙂

      Me gusta

  6. ME ENCANTA LEER ESTOS ESOS MENSAJES QUE A UNO LO HACEN ESTREMESER

    Me gusta

  7. Pingback: Somos un poco de cada uno con los que hemos interactuado | CarmenRidauraBlog

  8. Gracias, como siempre.
    FELIZ NAVIDAD

    Me gusta

  9. tu corazón plasmado en tu texto es simplemente IMPRESIONANTE!! UFFF muchas gracias…sin palabras

    Me gusta

  10. Que maravilla… cada frase es intensa y llena de verdad.

    Me gusta

  11. Claro que si. . . como dice Deepak “Hay un mago dentro de cada uno de nosotros”. Ya lo estoy difundiendo. . . ♥ Un abrazo-

    Me gusta

  12. Qué bonito Mercè!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s