merceroura

la rebelión de las palabras

Porque te lo debes

13 comentarios


nina-blanco-y-negro

Decidir que ya no quieres, que ya no te callas, que ya no te conformas…  Y ¿Por qué no? Decir basta…

Saltarte la próxima queja y soltar uno de tus complejos absurdos mientras das un paseo improvisado ante el mar, a media tarde… Cuando crees que deberías estar haciendo algo que durante mucho tiempo has pensado que importa mucho y ahora ves que era superfluo…

Detenerte para imaginar cómo será el resto de tu vida. Mimar cada detalle con todo lujo de sensaciones y entusiasmo infantil…Recordar aquellos momentos en que creías que todo era posible y no entender que pudo pasar para dejar de creerlo.

Recuperar tu vieja caja de tesoros y descubrir que ahora son incluso más valiosos que antes.

Ir caminando despacio al lugar donde se supone que tienes más prisa por llegar y detenerte a dar los buenos días por el camino a cualquiera que tenga cara de necesitarlos…

Que no te importe que los ignorantes te ignoren.

Que no te asuste que los que se asustan por todo no te entiendan.

Que no te moleste que los que nunca bailan se rían al verte bailar mientras ellos apuran sus copas amargas de rutina.

Alegrarte por los triunfos ajenos como si fueran propios.

Celebrar las victorias de tus adversarios.

Saber que no te hace falta llegar primero para ganar.

Notar que ya no te importan los resultados porque lo que te interesa es la efervescencia previa al imaginarlos y la satisfacción de haber sido capaz de lucharlos.

Darte cuenta que desde que no te preocupa lo que piensen, ya no piensan.

Dejar plantadas a tus culpas de siempre justo cuando toca sesión de reproches.

Soltar la carga pesada de no ser, de no llegar, de no reconocer…

Vacilarle a tus miedos y ver que se encogen.

Pasear con la mirada desafiante por ese lado de la calle de tu vida donde hasta hace poco no te atrevías a poner un pie.

Olvidar recordar tus tragedias.

Olvidar tus lamentos diarios porque estás ocupado saltándote una norma que no recuerdas quién impuso pero ahora ves claro que no tiene sentido.

Descubrir que ninguna de las normas que sigues te hace feliz y lanzarlas al mar.

Recordar que un día hace mucho, cuando eras niño, tenías un sueño y aún lo tienes pendiente.

Alimentar a tu yo imprudente y alocado que siempre te pide que no dejes pasar las oportunidades.

Perdonar sin saber aún cómo ni por qué a los verdugos de tus alegrías. A los que te arrancaron la ilusión o jugaron con tu corazón… Perdonarles porque ya no te importa qué pasó, porque ya no te duelen sus palabras y sus actos… Perdonarles porque, en el fondo, te dan pena sus vidas limitadas.

Perdonarte por no ser, por no tener, por no llegar… Y perdonarte por haberte culpado por todo esto durante años y no haber sido capaz de ver todo lo bueno que había en ti.

Notar que estás contigo. Que estás de tu parte. Que no necesitas un decorado perfecto para vivir. Notar que cuando respiras hondo ya no sientes ese punzada que te recortaba la libertad.

Equivocarte. Decidir que es mejor fallar que pasarse la vida lamentándote por lo que podría haber sido…

Hacer lo que quieras ahora mismo,  no porque debes sino porque te lo debes…

 

 

Anuncios

Autor: merce roura

Amo la imprudencia de mis palabras...

13 pensamientos en “Porque te lo debes

  1. No, yo no te sigo. Hay otra persona que sí que lo hace y es quien me pasa algunos de tus textos. No te sigo porque quizás esté buscando mis propias palabras. Ella sí que lo hace y me admira que cuando me pasa tus textos parece que estés hablándole de sus propios momentos y cómo puede ser, me pregunto. Será que nos parecemos tanto en lo más profundo que seas capaz de conectar con ese hilo mágico que nos une a todos.
    Sabes? Intento hablar con mi amiga, la que me pasa tus textos, de lo que le ocurra. Ella es así como frágil, capaz de identificarse con una mariposa, o una mariquita, o Pipi Calzaslargas o la rosa del Principio. Desaparece y aparece y yo estoy acostumbrada a perseguirla. Es como una mimosa que se retrae cuando la tocas, quebradiza en éste mundo tan duro y tan necesaria e importante para este mundo tan duro. Creyó ir perdiendo su valor y está atravesando un momento difícil porque se le cae el disfraz de este mundo, pero no se está dando cuenta de que se queda esa magia que yo siento cuando cierro los ojos y siento su templo divino. Tan frágil para este mundo y tan necesaria… Debe de ser tan difícil vivir en este mundo para alguien así…nunca le dije ésto porque quiero que sea fuerte, pero veo que se le está mostrando toda su vulnerabilidad, que debe de ser una de las fuerzas más bellas que existen… Ella es un poco así tan frágil… Y tú le llegas, llegas hasta ese mundo interior mágico y profundo, quizá ancestral y olvidado, que otros como yo perseguimos como pequeños bichitos que buscan la luz. Gracias.

    Me gusta

    • Gracias por tus palabras… No hace falta que me sigas, ni que necesites mis palabras… Mis palabras no hacen el trabajo, lo hacen las personas… El camino es interior… Yo sólo soy un instrumento que puede ayudar o no. Si buscas encuentras y hoy son unas palabras como las mías y otro día un libro, una mirada o algo que nos pasa que parece adverso y en realidad es un regalo… Sobre tu amiga… Frágil? Pipi Calzaslargas? es sensible y eso no es fragilidad, es capacidad de sentir el mundo y en el fondo, un privilegio… Yo me sentido así, creí que iba a romperme y al final me di cuenta de que era elástica… Cada uno es como es y todos somos necesarios… Tú eres como eres y eso es maravilloso, ella también… El mundo es duro y maravilloso, como nosotros, de hecho, el mundo que vemos es lo que somos… Me ha encantado tu comentario, Entiendo que no necesites mis palabras, las tuyas también están llenas de fuerza… Tal vez tú también puedas prestarlas. Un abrazo 🙂

      Le gusta a 1 persona

  2. Genial Mercè!
    Ahorita estoy acá: “Perdonar (…) a los verdugos de tus alegrías…” y “perdonarte por haberte culpado”.
    Y lo bien que me estoy empezando a sentir!!
    Petons guapíssima

    Me gusta

  3. Pingback: Porque te lo debes – admvosdelasalud y rrhh

  4. Excelentes consejos y en el idioma en que mejor lo entiendo. Muchas gracias, Mercé

    Me gusta

  5. Estupendos consejos! Me han encantado los que te alejan de la envidia, alegrarte por los éxitos ajenos… algo tan difícil en España… me ha recordado a mi entrada sobre aceptarse uno mismo Un saludo!

    Me gusta

  6. Espectacular. Sigues dando en el clavo en todo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s