merceroura

la rebelión de las palabras

Mala memoria

26 comentarios


diente-de-leon-2

Una vez oí decir a un sabio que para ser feliz hace falta tener buena salud y mala memoria. Dijo que los dos conceptos estaban intrínsecamente relacionados. Para estar sano es necesario soltar todo lo que nos amarra al sufrimiento, al dolor, a la frustración, al miedo y al resentimiento. Impedir que el recuerdo nos reconcoma… 

Yo siempre he tenido en mi vida muy presente mi pasado y, en aquel momento, pensé que me iba a ser muy difícil. Levar anclas es un trabajo arduo cuando llevas años hundiéndolas para no perder el amarre por temor… Curiosamente, no hacía demasiado, alguien que no era sabio sino todo lo contrario, se había despedido de mí para siempre con una frase como “quiero que olvides el pasado, no vivas pendiente de él porque te impide ver el presente”. No sé por qué lo dijo, no creo que me hubiera conocido lo suficiente como para saber de mi querencia a los recuerdos y a la pátina dolorosa que a veces siguen encerrando. Ni siquiera creo que su inteligencia emocional estuviera lo suficientemente crecida como para entender el significado extraordinario de la sentencia con la que me dejaba atrás… Con el tiempo, he llegado a creer que era un bárbaro con un momento de lucidez ilustrada inexplicable. Nunca se sabe… Tal vez la oyó en alguna película y la memorizó para decirme algo impactante como despedida. Quizás no supe valorarle. El caso es que mi consejero involuntario me regaló desde la ignorancia un hermoso regalo de adiós. Y durante muchos días, puesto que el mensajero era un poco limitado en esto del desarrollo personal, lo admito, valoré aquella sentencia sin justa medida… Pensando que lo que viene de un tonto, tontería es.

Hoy en día, yo he madurado un poco (eso creo) . Y no sólo sé que la vida está llena y repleta de héroes involuntarios que te salvan sin querer y que, como he dicho en alguna ocasión, no es necesario que tus maestros sean más sabios y emocionalmente desarrollados que tú. Y ya no llamo a nadie tonto, por respeto. Procuro buscar en él siempre algún tipo de inteligencia, todos la tenemos, como mi ignorante necesario.

Aunque, vuelvo al sabio. Mala memoria para ser feliz. Luego me di cuenta, consiste en olvidar lo que duele. Recordar de lo ocurrido esa parte blanda y dulce o esa parte amarga que lleva consigo un aprendizaje valioso. Y borrar culpas, resentimientos, rabias y asco acumulados. Nada cura más que el perdón a quien lo concede… Y es tan complicado de aplicar, a veces. Sobre todo el perdón a un mismo por los desatinos, por las faltas, por no cumplir expectativas que nada tienen que ver con nosotros, por no saber reconocer nuestra autenticidad…

Buena salud y mala memoria. Vivir el día a día. Planificar cosas maravillosas sin agobiarse ni obsesionarse. Tener claro a dónde vamos, pero sin dejar de mirar al paisaje…  Con los pies en el suelo y las manos tocando el cielo…

Olvidar el zarpazo y quedarse con el proceso de superación que nos conllevó cerrar la herida. Olvidar las malas caras y las malas intenciones y quedarse con el resultado del proceso, nosotros ahora, nuestra versión mejorada. Somos el resultado de todos esos golpes.

Y no recrearse en la caída, mejor recordar la bravura que tuvimos al levantarnos. La valentía, la fuerza, las ganas… 

No somos el que cae, sino el que se levanta. No somos el que queda en evidencia, sino el que se atreve a pedir lo que quiere. No somos el que se pone enfermo, sino  el que se cura. No somos el que llora, sino el que consigue volver reír. No somos el que  se equivocó, somos el que aprendió de su fracaso. No somos el que perdió la carrera, somos el que fue capaz de enfrentarse a ella y superarse a cada paso.

Y mi héroe involuntario no es el que me dejó, es el que me dijo la frase mágica que me llevó a olvidar un poco el dolor.

Y Yo… Yo no soy la que no sabía cómo enfrentarse a la vida pendiente de pasado angustioso, soy la que aprendió a hacerlo poco a poco e insiste cada día para superarse.

Mala memoria de la buena…

Como las madres que cuando miran a sus hijos no recuerdan el dolor del parto o la gran espera hasta poder adoptarlos sino la felicidad de tomarlos en sus brazos por primera vez y quererlos sin límites… 

O como las águilas, que me contó una buena amiga que viven setenta años y al llegar a los cuarenta vuelan hasta una cueva  para renovarse por completo y dejar atrás su cuerpo cansado. Allí se golpean el pico hasta arrancarlo, para luego, con el pico nuevo poder arrancarse las uñas y, con ellas renovadas, las alas. El proceso dura cinco meses y cuando termina, el ave se ha desprendido de lo viejo y está totalmente renovada y preparada para vivir treinta años más. Sin lastre… Porque a veces, hay que arrancar lo viejo y gastado que hay nosotros y renovarse. Sacarse los pensamientos tristes y amargos de encima y empezar otra vez… Hace falta tenacidad para dar el vuelco… Porque ser feliz es una tarea de gran envergadura… Las águilas se atreven y lo consiguen.

Buena salud y mala memoria… ¡Qué gran sabio! 

Por cierto,  el sabio era el prestigioso psiquiatra Luís Rojas- Marcos, al que tuve el placer de escuchar en una conferencia hace unos años.

El héroe involuntario… ¿importa? ya sólo existe en mí a través de su frase… ¡Gracias a ambos!

Anuncios

Autor: merce roura

Amo la imprudencia de mis palabras...

26 pensamientos en “Mala memoria

  1. Pingback: En la dicha presente cabe todo dolor pasado

    • No se trata olvidar el dolor de buenas a primeras, no dije eso, sé trata, creo, de asumirlo, sentirlo y sacar la enseñanza que conlleva. Y luego, olvidar para no arrastrar ese dolor siempre y pasarse la vida siendo una víctima sumida en el pasado.

      Me gusta

      • El dolor hay que llevarlo al corazón amarlo son experiencias pasadas y mimarlo en el sentido que de él aprendimos cosas importantes en la vida, pero siempre caminando hacia delante y solo echar la vista atrás para coger lo que nos sirve. Saludos

        Me gusta

  2. Interesting, Merce. You give an impassionated view of true love. Love is full of contradictions, isn’t it? Lovely thoughts.–Patti

    Me gusta

  3. Es un regalo al corazón humano leer tu entrada sincera, desde el corazón. No hay causalidades, hoy llegaste como un mensaje más de los que llegan en la redes y a veces tienes la tentación de no entrar en el enlace que te recomiendan, muchas veces por las prisas de esta vida que nos toca vivir. Yo entré leí, me impregné de tus sentimientos, de tu valentía en contar tu camino y de alguna forma me identifico contigo y soy feliz de hacerlo. Bellas palabras adornadas con hechos de una vida que promete, la tuya. Te dejo mi regalo que quizás no entiendas pero es simbólico. Te veo siendo madre o cerca de nin@s y te veo viendo una foto de tu infancia y conectando con ese momento y respirando llevando a tu corazón esa niña que fuiste y diciéndole, te quiero, eres la persona más importante de mi vida, te voy a querer y con ello voy a sanarte para ver el camino, el paisaje que me rodea y no perderme ni un ápice del bonito presente que vivo. Vienen buenos tiempos, no mires atrás, ama a tu niña interior en ella está toda la fuerza para seguir y el maravilloso brillo de todo lo acontecido en el pasado, que sirve para el presente sin quedarse fijada en el antes. Un abrazo.

    Me gusta

    • Tus palabras son un gran regalo… Les hablo mucho a esa niña que fui, me costó pero ahora lo hago. La encuentro escondida y tímida, un poco triste, a veces, con esa cara de no atreverse a nada. En ocasiones tengo la tentación de decirle que serà capaz, que vencerá sus complejos… Pero no lo hago, porque sé que si le doy el trabajo hecho nunca lo conseguirá. Sólo la abrazo y le digo que la quiero… Espero que se dé cuenta se que puede con todo, pudo con todo…

      Un abrazo para ti 🙂

      Le gusta a 1 persona

  4. A nadie cura tanto el perdón como a a quien lo da..dices..y a añades mucha salud y mala memoria…que grandes frases..yo creo que quien es capaz de perdonar a alguien que le ha lastimado ,haciéndolo,consigue haber mas salud física (quizás menos úlceras ,menos tensión..) y con ello mejor salud emocional ,porque creo que aprende a comprender mas a los demás,a sus debilidades y las suyas…y educa el tener mala memoria, porque no le influye el pasado ,vive el presente y se construye su futuro continuamente…. Gracias por tu blog..que persigue eso:tener mejor salud y mala memoria(solemos recordar,dicen,mas a los que nos ofenden)…

    Me gusta

  5. Bueno, Merce…Me dejas un rato de risas y de sonrisas… mucho arte en tu forma de expresión y me gusta!!! Qué Frescura y Diversión me dio tu texto!! 🙂 Gracias!! Mala memoria, pero de la wena, wena!! jajajajajja!! Gracias mil por tratar un tema tan Complejo de un modo tan Simple. Gracias a tí, a Rojas-Marco, A tu Mensajero Bárbaro (jajajajaj!! estos son los mejores, los que te dejan con las patitas colgando) y al Mensaje en sí…. GRACIAS!! Y ENHHORABUENA POR TU BLOG Y TU ESTILO!! UN Abrazo!!

    Me gusta

  6. Muchísimas gracias Mercè!! Ahí estamos: intentando ser “nuestra propia versión mejorada”. Peeeero cómo cuesta!!
    Un beso

    Me gusta

  7. Gracias por recordarnos siempre con tus palabras lo valioso que somos los seres humanos y como nos podemos perder tan fácil, pero siempre hay un camino y una luz para mejorar y ser felices

    Le gusta a 1 persona

  8. Existen numerosas tecnicas para dejar atras el pasado, una de las que mas me han llamado ultimamente la atencion es Psych-k, la cual voy a hacer un taller en breve para continuar en mi propio crecimiento. Hermosa manera la historia del aguila para mostrarnos como existe este proceso en la naturaleza. Gracias Merce 😉

    Me gusta

  9. Gracias Merce!! Me encanta la imagen de la madre cogiendo por primera vez a su hijo!! Cuando el presente esta tan lleno de amor, el dolor del parto deja de ser limitante para ser un regalo!!!! Olvidamos el sufrimiento pasado, no porque lo neguemos, sino porque ahora es parte de un presente poderoso y pleno de felicidad!!! ¡¡¡Y que hermoso es hacer que esto cale en toda nuestra existencia!!! Un abrazo muy grande queridisima Merce!!!

    Le gusta a 1 persona

  10. Muy bueno, la verdad. Entre el gran sabio y tus reflexiones,…
    De verdad has podido perdonar ??? A mí eso ya me parece grado de excelencia!
    Totalmente de acuerdo, como siempre por Dios!
    A mi, que creo que no lo hago mal y reflexiono en tu misma dirección, por lo que veo, me queda mucho camino todavía.
    Pero todo llegará.
    Mira que escribo todo lo que voy sintiendo pero nunca me sale como a ti !!!!
    Me gusta mucho.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  11. gracias, muchas gracias

    Me gusta

  12. Uffff… ¿que puedo decir, Mercè? En plena línea de flotación… Después de mucho tiempo esforzándome por lograr estar de pie, ser más mi futuro que mi pasado, precisamente hoy, he deseado ser “la tonta de turno” para alguien a quien me gustaría decirle: “quiero que olvides el pasado, no vivas pendiente de él porque te impide ver el presente”. Pero cada uno hemos de hacer nuestro propio proceso, ¿no es cierto? En cualquier caso, gracias.

    Le gusta a 3 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s