merceroura

la rebelión de las palabras

Vivir a medias

15 comentarios


Ahora es cuando ella recoge su sombra y paso sobre paso hace camino. Se lanza con la vista puesta en un punto imaginario y procura no ver lo que queda tras de sí. No mira a ni a los lados porque sabe que podría sucumbir, podría dejarse llevar por la necesidad inmensa de abrazos y caer. Rodaría por las calles sin rumbo hasta encontrar un tope que le devolviera la consciencia o un peldaño al que agarrarse para corregir el cambio de sentido. Sabe que si mira, verá y que si ve transformará la realidad hasta hacerla llevadera. Su deseo modificará las formas y los huecos hasta que todo sea como sueña, hasta que todo tenga el color que su mirada cansada necesita ver. Si se deja, podría no marchar. Podría ceder y volver… Volver a escuchar la música y no dejar de canturrear hasta creerse que la melodía es propia, que el sueño es compartido, que las mentiras son casi medias verdades si las miras con los ojos llenos de lágrimas a medianoche. La oscuridad busca cómplices absurdos. La necesidad dibuja compañía en la paredes blancas… El deseo imagina abrazos en las palabras. La soledad acapara palabras y les muta el sentido. El amor inventa miradas.

Ella misma ha inventado mil excusas para responder a sus mil súplicas no escuchadas. Ha sobrevolado mil veces la misma escena hasta que ha conseguido que los silencios sean las palabras que buscaba, que todo cambie de forma para que lo que tanto anhela exista y que lo que exista sea sueño. Ella misma ha disculpado mil errores, propios  y ajenos, para no tener que partir… Ha recreado mil finales para esta historia que nunca tendrá fin. Lo sabe. Hay cosas que sabes sin querer saber. Las conoces porque las recompones a partir de pedazos de realidad contenidos en gestos, en respiraciones, en frases entrecortadas y bocas frías.

Y ahora, si baja la vista, si permite que sus ojos sigan el reguero de su sombra en esta plaza desierta, sabe que acabará con la mirada cubierta de lágrimas y casi pidiendo perdón. Sabe que dejará la maleta y buscará la forma de creer que no hay motivo, que hay esperanza, que todo puede seguir a medio gas imaginando que es verdadero. Que puede abrazar a la copia y cerrar los ojos para pensar que es el original.

Sabe que si cede, al llegar la noche, maldecirá no haber marchado y sonará la música e inventará ella la letra y pasará mil años más viviendo de ganas ahogadas, de delirio, de susurro, de aliento, de rezo. Y será una persona a medias, con una vida a medias pero con un deseo entero que siempre arderá. Lo intentará hacer callar con milongas y bailes absurdos, con pequeños amuletos para llamar al amor y carmín en los labios para atraer besos perdidos y seducir… Lo ocultará en cada recodo para que asalte a su medio amante buscando sus medios versos y sólo conseguirá una media mirada de indiferencia y evasión… Una media ilusión de felicidad.

Sabe que no debe, que no puede y por eso ahora caminará. Tiene un punto de partida, sabe lo que no quiere… Lo que no tolera, lo que no piensa volver a soportar. Hay momentos en los que no reconoce quién es, pero tiene claro quién ya no quiere ser.

Anuncios

Autor: merce roura

Amo la imprudencia de mis palabras...

15 pensamientos en “Vivir a medias

  1. Ciertamente escribes … de maravilla, Mercé. Enhorabuena. Bona nit

    Me gusta

  2. Expresas el sentir de muchos que no sabemos como decir lo que sentimos y pensamos. Gracias por compartirlo.

    Me gusta

  3. Uff!! dels millors que has escrit…

    Me gusta

  4. Mercé, hoy te he leído reconociéndome en la penumbra, con el sabor agridulce de los momentos de tristeza donde identifico las cosas de mí que se se han perdido, las que han quedado heridas y vislumbro unas pocas energías que me permitirán salir hacia adelante y avanzar. Cansado, pero con ganas de avanzar, los cartagineses decían que casi todas las batallas se ganan estando cansados y eso ma anima a salir del sitio y tirar para adelante.

    Saco algo de esta situación, aún en la penumbra, he reconocido buena parte de mi sombra y ahora quiero salir de cara a la luz, que el sol bañe mi cara, que me inunde el murmullo de la gente y vivir.

    Un abrazo

    Me gusta

  5. Sumergirme en tus letras me reconforta. Gracias:)

    Me gusta

  6. Hoy la lectura de tu blog,con este tiempo lluvioso,acompaña mas que nunca para sentirse mas pegado a los queridos y pensar que quizas no los mimamos bastante,que el dia a dia rutinario lleva al desamor si no se da amor…y quizas que esperar que la pasión del principio de la relación dure siempre puede crear malas interpretaciones en los comportamientos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s