merceroura

la rebelión de las palabras

Pequeña y tal vez innecesaria reflexión sobre el amor

31 comentarios


Ella me dijo “el amor no se dice, se hace … Y cuando se habla mucho de él es porque no se tiene”. Lleva parte de razón, amar se conjuga, se vive, se experimenta. El amor es activo, se mueve, se retuerce, se enreda y se enzarza en tu vida. Te tapa los ojos y luego te suelta como a una gallina ciega. Te revuelve tanto que cuando te detienes ya no sabes qué guardas en cada una de la habitaciones de tu alma… Es adictivo porque nada te da tanta fuerza, tanta esperanza, tanto calor… Tanto frío. Nada hace que te levantes con tantas ganas de más, aunque sepas que nunca llega, que nunca cuaja, que no vas a tocar ni medir el tamaño de tus deseos con los de ese ser humano al que le anhelas la mirada y todo el bien que te cabe en la imaginación. El amor, de todo tipo, suelta y al mismo tiempo amarra. Cura y araña…

El amor a veces se juega, se baila, se detiene y aumenta de tamaño o disminuye, empequeñece, busca morada, busca rumbo. Es una sacudida helada, una ráfaga tan ardiente que te quema las pestañas y te hace caer de rodillas en un rincón mientras te buscas los principios para recordar quién eres… Y cuál era tu esencia antes de entrar en este laberinto y perder el hilo.

El amor se hace, cierto, amiga. Y también se fabrica cada día a partir de las ganas. Aunque para ello haga falta una primera punzada, necesaria, básica… Un momento en el que una mano enorme te sujeta por la cabeza, te da la vuelta y todo se detiene.

Y el amor se cuenta. Se explica. Con los ojos, esos grandes delatores, amigos y enemigos, jueces y verdugos … El amor se grita, se susurra. Se comparte. Se escucha… Se tiene que contar porque si no te ahoga, te quema, te estalla por dentro y acaba saliendo con una fuerza inesperada…

Cuando se habla mucho de él es porque no se tiene”… A veces, porque se desea tanto que se canta, se compone… Se escribe en verso para atraer la magia, para que se abran las compuertas y fluya… Y cuando se tiene, se debe expresar. Porque el amor también es palabra, aunque se escape y se borre… Es pensamiento, es oxígeno y delirio… La droga más dura. Una substancia tan adictiva que si no nos dejara tan locos, dolidos y exhaustos y fuera tan maravillosa, deberían prohibirla. Pero entonces, se acabaría la risa y la vida…

El amor se hace y se dice… Se baila. Si no, se hace pequeño, se asusta, se envilece… Se cansa. Se pega a tu sombra y un día de lluvia, como este, se escapa.

 

A Izaskun… Una amiga que sabe de amor.

Anuncios

Autor: merce roura

Amo la imprudencia de mis palabras...

31 pensamientos en “Pequeña y tal vez innecesaria reflexión sobre el amor

  1. Hace un tiempo viví un amor así, de los de verdad y con mayúsculas, tan fuerte que empece a sentir el pánico de pensar que sería de mi vida cuando terminara, tan bueno que me hacia pensar que algo muy malo tendría que ocurrir para pagar tanta felicidad….y sucedió…El que pueda disfrutarlo a diario por favor que lo aproveche, la vida a veces es muy dura y nos da lo mejor para que lo disfrutemos y después nos lo arrebata sin piedad alguna. Gracias Merce por poner en palabras ese fantástico sentimiento.

    Me gusta

  2. Gracias Mercé por regalarnos tu sabiduría en forma de escritura, tu relato es poner al límite la compresión del amor que llevamos dentro, y máxime cuando nos haces vibrar con estas bellas palabras.
    Muy agradecido tenerte y escribir siempre con sentido común en pro de los que te estimamos y te leemos.
    Abrazos Mercé !!

    Me gusta

  3. Tan sabia como eres no me has mentido, pero tampoco me has contado toda la verdad. Nada me has dicho de ese extraño tembleque de manos que te invade ante ella, nada me dijiste del embrujo de su piel, ni del roce de sus labios, nada me contaste de todo aquello porque sabías que el milagro de enamorarse, sólo sucede una vez en la vida.

    _Tus palabras me llevan a otra dimensión, a soñar despierto, a……

    Me gusta

  4. Pingback: Límites: Desde Schulze hasta Kafka, pasando por Goethe y una gallina ciega | Las Cosas de Enrique #etarrago en Wordpress

  5. Si se par mueres en vida, aunque alguien o algo consiga arrancarlo de vez en cuando.
    Hermoso texto.
    Enhorabuena.

    Me gusta

  6. Sin el amor no podría vivir. Bravo Mercè, lo has expresado tan bien que no se puede añadir nada más.

    Me gusta

  7. Me encantó,el amor te sacude y te transforma la vida,para bien o para mal,queda de nosotros saber estar,dar y recibir el tipo de amor que trae mas risas que amarguras.

    Me gusta

  8. Tus palabras me hacen tiro al blanco…gracias totales!

    Me gusta

  9. Pingback: Pequeña y tal vez innecesaria reflexi&oa...

  10. Maybe this is another way to say “i love you” 🙂

    Me gusta

  11. Merçè

    El Amor es un estado de gracia. Es una elección de lo que nos rodea y se alimenta día a día de la reciprocidad (Madre – Hija), crece y lo que desborda el alma simplemente se desprende y vuela.

    Petons

    Me gusta

  12. gracias sabes? sigue lloviendo

    ________________________________

    Me gusta

  13. Una descripción exacta, ni quites ni pongas palabra alguna. Bravo.

    Me gusta

  14. Qué ilusión, Mercè!!! Gracias por regalarme esta dedicatoria, y por regalarnos una vez más tus preciosas palabras. Un fuerte abrazo, amiga ;)**

    Me gusta

  15. No se puede comentar nada..lo has dicho como viviendolo..transpiraba sentimiento tu post…como dices….”hay que decirlo y hacerlo”

    Me gusta

  16. Delicioso y … tan real que …

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s