merceroura

la rebelión de las palabras

Eres diferente

20 comentarios


Soy diferente. Y tú también. No te escondas, ni intentes ocultar que tus ojos llevan escrito que buscan y necesitan algo que otros no desean o han renunciado a tener. Lo has sabido siempre. Desde que tenías cuatro años y rasguños en las rodillas. Desde que decidiste mirar a la luna y no al dedo. Cuando te detenías a mirar por la ventana y podías imaginar un mundo donde otros sólo veían árboles. Y suplicabas ver sólo árboles y no podías, porque querías ser “normal”, corriente, pasar desapercibido, que nadie te señalara con el dedo ni cuestionara tu esencia. A veces, durante unos días, te ponías la sonrisa facilona y mirabas sin ver, tocabas sin notar y la gente te dejaba tranquilo. Lo conseguías, pero duraba poco, muy poco… Era una placidez extraña y cargada de angustia ante lo inevitable. Un repique en tu cabeza te despertaba del sueño de los conformes y sentías como un viento imparable te tambaleaba los pies y agitaba el pecho. Tu alma irreverente y loca se ponía en vigilia… Tus ojos adquirían ese brillo especial que te permite verlo todo bajo otro prisma y devorar con avidez pequeños detalles que los demás no ven o deciden ignorar. Tu carga se soltaba, el amarre que te asía al mundo de la resignación se aflojaba… Te acercabas a la ventana y veías un horizonte ancho y eterno. Y pensabas como justificarte por poder contemplar lo que se dibujaba ante ti. Y aquello dolía porque no se podía ocultar. Aún pasa, se te escribe en las pupilas y se nota. Lo notan incluso los que jamás podrán compartirlo y, sobre todo, los que alguna vez lo han sentido y deciden ahogarlo para no sufrir lo que tu sufrías entonces. Son los que más criticaban desde sus caparazones y vidas asépticas…

Han pasado años y caras agrias. Han pasado años y muchos momentos infinitos. A veces, durante este tiempo, sólo has visto árboles, cierto. Tu brillo se ha apagado y te has integrado en una masa amorfa que sueña dentro de marcos, como las fotos, que vive en pequeñas parcelas, bucea en aguas estancadas y asume riesgos diminutos y demasiado calculados. Otras veces, te has forzado para no pensar, no sucumbir, no imaginar. Aunque la venda cae, siempre. El corazón se acelera y no puedes evitarlo. Ese mundo te llama, pronuncia tu nombre con fuerza, a gritos… Es una llamada profunda que no viene de fuera, sino de dentro. Es imposible hacerla callar. Es imposible no escucharla. Y descubres que ese mundo que has visto siempre, eres tú. Lo llevas metido en la entrañas desde que naciste. Eres tú y tus posibilidades infinitas… De ser distinto y no ser la copia de nada. De surcar mil realidades, sobrevolar mil océanos y de hacer un ridículo clamoroso y repetirlo una y otra vez. De existir sin pedir perdón por superar límites, por borrar fronteras y derribar muros. Por regresar al punto de partida y desear más. Por no atarse a ideas que no tengan alas…

Y no estás solo. Hay muchos, más de los que crees e imaginas. De hecho, todos podrían ser como tú, si se atrevieran a escuchar. Los que no te soportan y te señalan… Esos aún más.

Duele, a veces, pero es un precio a pagar por vivir sin guantes, sin filtros ni profilácticos para diluir emociones. Es lo que ocurre si te dejas tocar por la vida. Duele, pero la intensidad de sus goces es inmensa. 

Eres diferente. No puedes evitarlo y ya no quieres evitarlo.

Eres diferente. Asume y disfruta.

Anuncios

Autor: merce roura

Amo la imprudencia de mis palabras...

20 pensamientos en “Eres diferente

  1. Has acertado Mercè, muchas veces el que tiene Empatía sobre todo siente lo que siente la persona circunstancialmente cerca suyo, entonces se da cuenta que en ese momento es el único que se estremece, conmueve y emociona, mientras los demás a su alrededor ni sospechan lo que le sucede a esa persona. Ser diferente conlleva escuchar una mentira y callar [No siempre jejeje].

    Besos.

    Me gusta

  2. Me encantan tus escritos, me siento muy identificada con lo escribes, incluso me atrevo a agradecerte por despertar de nuevo en mi el deseo de escribir, me has servido de inspiración.
    Saludos desde Baja California

    Me gusta

  3. Sin duda, precioso y acertado. Gracias por compartirlo !!!

    Me gusta

  4. Me gusta tu forma de contar las cosas, de conectar con los rincones más recónditos de las emociones, pero es que hoy… Woooooow!!!!, me has dejado sin palabras. Magistral. En serio. Has ido un paso más allá.

    Me gusta

  5. Reblogueó esto en amaneciendodespiertay comentado:
    Ser diferente no es fácil, pero merece la pena!

    Me gusta

  6. No dejas de emocionarme Mercé!!! Te mando un supermegaABRAZO de Luz.

    Me gusta

  7. Has axonseguit emocionar-me, tan de bo algun dia les meves paraules arribin a ser igual de profundes i clares com les teves, gràcies per escriure! Una besada 🙂

    Me gusta

  8. “Es,lo que ocurre si te dejas tocar por la vida.Duele,pero la intensidad de sus goces es inmensa .”……..”veias un mundo donde otros veian árboles…” TE LAS CITO,PORQUE ESO ES LO QUE TE HACE DIFERENTE…..!SENTIR ,AMANDO O ODIANDO CADA MINUTO DE VIDA!..GRACIAS POR EXPRESARLO TAN COMPLETO,CON TANTO DETALLE

    Me gusta

  9. ¡Qué bonito Mercé! en tu línea….. si esa diferencia la marca la humanidad, la sensibilidad, y la creatividad, valores cada vez más escasos, me reafirmo en mi teoría de que si el mundo lo liderasen los “diferentes”, todo sería mucho mejor. Ya decía Krishnamurti que “no es saludable estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma”. Gracias por poner letras a mis pensamientos.

    Me gusta

  10. Pingback: Eres diferente | Making #love and making person...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s