merceroura

la rebelión de las palabras

La hora de los ilusos

13 comentarios


Cómo nos ha reconvertido esta crisis. Ahora somos peces. Resbalamos entre otros peces y pasamos cada día por los mismos lugares perdiendo escamas… perdiendo capas de comprensión, de piedad, de empatía.

A medida que pasan los días sin ver la luz al final de este túnel absurdo espero con más ansia que tenga una moraleja, que nos sirva para aprobar nuestras asignaturas pendientes… aunque nos ha convertido a menudo en seres básicos. Ha sacado a la superficie lo más primitivo, nuestros temores más atávicos, nuestras muecas más desagradables… nos ha carcomido la risa y nos ha dejado más ariscos. Nos ha dado una bofetada en el ego y nos ha recordado que somos vulnerables, finitos, masticables, diminutos… y para combatirla, a veces, no siempre, no todos, hemos decidido ir vendiendo nuestros credos a pedacitos… intentando sobornar a la mala fortuna… cediendo nuestras ganas de todo hasta dejarlas en ganas de nada…

Algunos han vendido sus ilusiones, se han tapado la nariz para no notar como hiede su entorno y han huido hacia adelante… buscando refugio para no sucumbir al terror.

Otros se han instalado en la queja, en el grito… a muchos ya no les queda nada… y no se reconocen. No reconocerse es a veces la forma de soportarse.

Esta crisis ha fabricado muchos maniquíes sin alma, sin esa sustancia que hace que te levantes, camines cada día hacia tu destino, que alguien te desengañe y puedas soportarlo. Esa materia que te mantiene asido a poco más de un metro y medio del suelo para no caer. Ahora, muchos caminan porque se sujetan con alfileres al mural de su vida, porque no se pueden permitir caer… porque la inercia es una fuerza poderosa.

Aunque hay opciones. Se le puede dar la vuelta como a un calcetín. Y no hablo de reír mientras te desahucian, ni tomarse a broma un despido. La situación es durísima… pero no podemos ponernos de oferta, ni ser saldos… ni considerarnos taras que se venden barato… justo ahora es el momento de echar mano de nuestros principios, nuestros ideales… nuestros valores. Aquello que nos ata a nosotros mismos y nos define. Aquello que nos impedirá culpar a otros de nuestras desgracias, lo que nos hace seres humanos y nos obliga a compartir. Es el momento de ser más personas que nunca. De crecernos en la humildad a veces olvidada. De adaptarse sin resignarse, de ponerse a prueba… de superar límites. Es el momento de respetarse y respetar. De ser elásticos. De construir puentes y derribar muros. De mirar a la crisis a la cara y saber que nos volverá sabios, aunque nos deje exhaustos, aunque nos lastime, aunque nos encoja las entrañas… porque nos hará recuperar la sustancia que nos hace personas. De sentirse enteros. Suena a locura, a ilusión pero ha llegado el momento.

Es la hora de los ilusos

Anuncios

Autor: merce roura

Amo la imprudencia de mis palabras...

13 pensamientos en “La hora de los ilusos

  1. Reblogueó esto en EmocionesCreativas.

    Me gusta

  2. Impressionat pels teus posts, Mercè. Felicitats!

    Me gusta

  3. Excelente post, excelente blog. El concepto de “adaptarse sin resignarse” es brillante, me parece que a muchos movimientos sociales les falta una pizca (o mucho, según se mire) de eso!

    Me gusta

    • Gracias. Para mí adaptarse es sumergirse y saber encontrar lo bueno de cada situación, darle la vuelta, agarrarse a algo para sobrellevar algo adverso y convertirlo en oportunidad. Y se lucha para cambiar lo que no te gusta… y si no se puede, se bucea hasta encontrarle la parte positiva… 😉

      Me gusta

  4. Buen post, Mercè.
    Te había dejado un comentario de 1/2 página y se ha perdido en este laberinto de bits. Grrrr!!! ¡Qué rabia!

    Otra vez será…
    Un abrazo!!!

    Me gusta

  5. El otro día lo comentaba… necesitamos un Quijote que luche pero esta vez contra gigantes disfrazados de molinos de viento… peor aún… si os prestáis caballero… se requiere ilusión, armadura ajada, sueños perdidos y una pequeña dosis de locura…

    Mercè

    Me gusta

  6. ¡¡He aquí un iluso!! Me marcó El Quijote. Es una desgracia como otra cualquiera:

    “Don Quijote soy, y mi profesión la de andante caballería. Son mis leyes, el deshacer entuertos, prodigar el bien y evitar el mal. Huyo de la vida regalada, de la ambición y la hipocresía, y busco para mi propia gloria la senda más angosta y difícil. ¿Es eso, de tonto y mentecato?.”

    Me gusta

  7. Muchas gracias por vuestros comentarios… hacen que el blog sea mucho mejor!

    Me gusta

  8. Me ha encantado el artículo. Sobre todo la siguiente frase “Es el momento de ser más personas que nunca. De crecernos en la humildad a veces olvidada”.
    Debemos levantar la moral para seguir adelante.

    Un saludo.

    Me gusta

  9. “…porque nos hará recuperar la sustancia que nos hace personas.” En aquesta frase que he emprat per publicitar-te rau tot el que hauria de ser i malauradament no crec que res del que passa al voltant faci donar un gir a molts.
    Gràcies pels teus posts i recorda que un recull d’ells és un llibre de grandíssima qualitat!

    Me gusta

  10. A veces, por el hecho de vivir en comunidad, todos tenemos la tendencia a hablar de la sociedad como un todo, en ciertos aspectos puede y debe hacerse, pero si queremos entender los mecanismos sociales y la razón de lo que ocurre debemos comprender que no hay más remedio que subdividir en tipos de personas y después observar en cada división a cada persona individualmente, y finalmente mirar en nuestro interior.. La vida, el reto de la vida, es individual no colectivo y la colectividad, la sociedad, no es más que la suma de todos sus individuos,la sociedad como ente en sí mismo no existe. Un refugio psicológico muy barato y masivamente utilizado es refugiarse en la sociedad como conjunto “La gente es una mierda, que puedo hacer yo, los políticos son corruptos(yo soy la virgen María), la sociedad está podrida y llena de egoísmo…etc Luego entonces “si soy un cabrón insolidario ignorante deshumanizado es por culpa de la sociedad y además es lo que hay que ser”…. Con el tiempo la vida demostrará lo equivocado, falaz, cómodo y barato, del argumento-falso pero mientras tanto la sociedad está tan llena de esos pobres,vagos e ineducados, tipos de gente. Y mientras eso sea así ¡QUÉ PRETENDEMOS QUE HAYA!

    La vida es tuya no busques excusas, todo es posible con el valor y la búsqueda….No es una frase de ánimo ES EXPERIENCIA.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s